Por eso culparon a ENAP: Piñera y Carolina Schmidt están vinculados a Oxiquim, la principal empresa contaminante de Quintero

LA FEDERACIÓN NACIONAL CHILENA DE SUECIA TE INFORMA
augusti 29, 2018
Desde Utah con amor: La historia de Jeremy Pixton, robado de Chile al nacer
augusti 30, 2018

Por eso culparon a ENAP: Piñera y Carolina Schmidt están vinculados a Oxiquim, la principal empresa contaminante de Quintero

Por eso culparon a ENAP: Piñera y Carolina Schmidt están vinculados a Oxiquim, la principal empresa contaminante de Quintero

 

 

Que el día de ayer Sebastián Piñera y su séquito hayan sido casi linchados en su visita a Quintero no es casualidad. Los vecinos de la comuna, que están siendo hospitalizados debido a la crisis ambiental, estaban en perfecto conocimiento de que tanto el Presidente como la Ministra del Medio Ambiente están vinculados con Oxiquim, la principal empresa contaminante de la zona. Una nota de El Mostrador detalla:

 

Las dudas y sospechas que deja la precipitada condena a ENAP por la emergencia ambiental en Quintero Si bien la ministra y el intendente apuntaron toda la responsabilidad a la Empresa Nacional del Petróleo, asegurando que hay “evidencia concreta” en su contra, la notificación de la Superintendencia de Medio Ambiente a la que tuvo acceso El Mostrador no contiene mediciones empíricas de la emanación de gases desde las faenas de la estatal y sólo se funda en la “percepción de malos olores”. Tampoco hace mención a los compuestos detectados en el aire de la zona que sí son utilizados por otras empresas del sector, como Oxiquim, cuyo directorio lo preside Fernando Barros Tocornal, un abogado cercano a la familia Pinochet y al Presidente Sebastián Piñera, y quien fuera socio durante casi dos décadas del esposo de la ministra de Medio Ambiente.

El estreno de Carolina Schmidt haciendo frente a un conflicto ambiental como ministra fue imputando a la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) su responsabilidad en el drama que tiene a Quintero-Puchuncaví bajo una inédita alerta amarilla, tras dos episodios de nube tóxica. La Superintendencia de Medio Ambiente, por su parte, fiscalizó las instalaciones y ordenó la suspensión parcial de actividades de sus faenas. El senador RN Francisco Chahuán condenó públicamente a ENAP y le pidió “cambios radicales a la empresa”, mientras el intendente Jorge Martínez aseguró que había “pruebas concretas”. Sin embargo, la acción del Gobierno ha dejado una serie de dudas y sospechas respecto a lo que realmente ocurre en la denominada “Zona de Sacrificio”, donde operan al menos 17 empresas industriales.

Si bien la ministra fue enfática en que “hemos podido detectar que en ENAP se han realizado faenas que podrían estar emitiendo estos gases tóxicos (…) que hoy afectan a la población de Quintero”, la empresa pública deslindó responsabilidades y le aclaró a través de una declaración pública que los tres compuestos que habrían afectado a la comunidad (isobutano, nitrobenceno y metilcloroformo) no se almacenan, producen o se utilizan en sus instalaciones en Quintero.

 

La veloz condena de las autoridades contra la ENAP no sólo fue refutada por la misma empresa, sino también llamó la atención del mundo científico. Tras conocer las declaraciones de las autoridades y la resolución de la SMA, investigador del Laboratorio de Química Analítica Ambiental de la Universidad Católica de Valparaíso, Manuel Bravo, reconoció que “no he visto evidencia científica” que respalde la acusación contra ENAP.

“Como buen científico y respetuoso del rigor en lo que tiene que ver una investigación cuando hay que sacar una conclusión tan compleja como ésta, claramente la respuesta ha sido demasiado rápida”, dijo a Radio Cooperativa.

Lo cierto es que el acta de notificación de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), a la que tuvo acceso El Mostrador, no alude en ningún momento a alguna medición empírica en terreno que compruebe emisión de gases o emanaciones tóxicas desde las faenas de la empresa pública cuestionada, como las mencionadas por la ministra. Es más, el documento es reiterativo en ocupar la palabra “presunción” y sólo se argumenta en la “percepción de malos olores” para determinar las “medidas provisionales pre procedimentales” contra ENAP, que apuntan básicamente a la suspensión temporal de dos estanques. El oficio añade que la presunción se construye en base a las bitácoras de obra de la empresa Gasmar (vecina de ENAP); la percepción de malos olores por parte de fiscalizadores de la superintendencia; y la realización de trabajos de mantenimiento en los estanques en fechas coincidentes a la percepción de malos olores, según da cuenta la bitácora de la empresa contratista NEXXO S.A.

 

El vínculo de Oxiquim con Sebastián Piñera y la Ministra Carolina Schmidt

Oxiquim es una empresa que en su página web se presenta como líder en la comercialización de productos químicos y dice estar “comprometidos con la comunidad y el medio ambiente”. El presidente de su directorio es Fernando Barros Tocornal, un abogado tributarista cercano a la  familia Pinochet y al Presidente Sebastián Piñera.

Por 17 años, en el bufete Barros &Errázuriz, Barros Tocornal fue socio de Gonzalo Molina Moren, esposo de la ministra de Medio Ambiente Carolina Schmidt.

 

Si, el gobierno es responsable por no hacer lo único que se debe hacer para acabar con la Crisis Ambiental de Quintero: Cerrar todas las empresas contaminantes de la zona.

Sin embargo, el tema de fondo es que existan ciudades definidas como “zonas de sacrificio” donde en pos del “crecimiento” para algunos están matando a personas pobres.

Recalcamos lo de pobres, ya que JAMÁS pondrán industrias contaminantes donde viven los cuicos

Fuente:http://www.gamba.cl/2018/08/por-eso-culparon-a-enap-pinera-y-carolina-schmidt-estan-vinculados-a-oxiquim-la-principal-empresa-contaminante-de-quintero/