Luksic criticó la “violencia” de quemar uno de sus trenes… El viejo de mierda tiene contaminado todo el norte y enferma de cáncer a todo Antofagasta

Gustavo Gatica
12 februari, 2020
Subir los sueldos, reducir la jornada laboral, anular la Ley Pesca, fortalecer el Sernac: Los proyectos que no se pueden aprobar por culpa de la Constitución de Pinochet
12 februari, 2020

Luksic criticó la “violencia” de quemar uno de sus trenes… El viejo de mierda tiene contaminado todo el norte y enferma de cáncer a todo Antofagasta

Luksic criticó la “violencia” de quemar uno de sus trenes… El viejo de mierda tiene contaminado todo el norte y enferma de cáncer a todo Antofagasta

 

Por supuesto que podemos discutir si quemar un tren es violento o no, ¿Pero que lo haga Luksic? Es simplemente inaceptable

 

Nuevo día, nueva oportunidad en que vemos que el discurso de “condenar la violencia venga de donde venga” que hacen los empresarios y la Derecha siempre han sido una farsa, ya que ellos jamás han condenado violencia alguna, y sólo lo hacen cuando es en contra de sus intereses. En esta oportunidad, el multimillonario delincuente Andrónico Luksic, puso el grito en el cielo porque le quemaron uno de sus trenes, una hipocresía sin límite considerando que el viejo de mierda tiene todo el norte de Chile contaminado y literalmente enferma de cáncer a las personas que viven en Antofagasta.

 

CONTAMINACIÓN EN CAIMANES

Caimanes. ¿Qué es eso? Pocos lo saben. Por eso fui junto a mi hija y unos amigos hasta allá: a Caimanes, un pueblo en la comuna de Los Vilos, provincia del Choapa, Cuarta Región. Lo que encontramos fue una comunidad a la que Minera Los Pelambres, del Grupo Luksic, dejó sin agua, como ya ha pasado tantas veces con este tipo de empresas o con las agroindustrias que compiten con las comunidades por el uso de este compuesto vital. Vemos que en Chile son demasiadas las veces que el gallito lo gana la empresa y lo pierde la gente, la que queda –literalmente– seca y defecando en bolsas de plástico. El problema adicional de las mineras es que cuando el agua se mezcla con ácido sulfúrico, ésta es irrecuperable de por vida (el ácido sulfúrico es uno de los compuestos químicos más corrosivos y tóxicos usados para romper la roca y sacar el mineral).

Caimanes es hoy una localidad que tiene agua contaminada e intomable, un tranque de relave que amenaza con derramarse sobre su par de miles de habitantes y que sufre la típica división social que producen estas empresas y sus equipos de intervención. Por supuesto, como pasa siempre, nada se ve del desarrollo y del trabajo que se promete cuando la mega empresa llega con sus camiones, luces, retroexcavadoras y esperanzas de plástico. Dinero versus destrucción del ecosistema y la tranquilidad comunitaria: la gran disyuntiva o el espejismo con el que se hipnotiza a las poblaciones. Hay una horda de periodistas, sociólogos, antropólogos e ingenieros que han generado un manual o una rutina para meterse en una comunidad y fascinarla con un par de brillos o el tintineo de algunas monedas. Con eso logran enfrentar a hermanos contra hermanos, padres contra hijos o vecinos contra vecinos y, ya implantado el virus de la desconfianza y el miedo, el resto se hace solo.

¿Cuánto aguantarán bebiendo agua envasada –los que pueden– o exponiéndose a graves enfermedades –los que no pueden–? ¿Cuánto soportarán sabiendo que este lago de veneno se construyó justo en el cerro y sobre las fuentes subterráneas de agua que, probablemente, ya fueron contaminadas? ¿Cómo seguirán durmiendo, sabiendo que ellos y sus hijos pueden ser arrastrados por esa riada maldita cuando el cerro que está sobre sus cabezas ceda por algún terremoto? Pensemos: si el pueblo de Caimanes no hubiera estado emplazado allí, Luksic y sus intereses no habrían tenido una sola dificultad para plantar un tranque de relaves encima de las fuentes hídricas de esa zona, cortar sus cursos de agua dulce y llenar de ácido todo lo que hubiera querido. Todo sin que nadie se hubiera enterado, porque ni siquiera ese humilde y ensombrecido pueblo hubiera levantado su hilo de voz. Eso está pasando en el mar, en el desierto, en las montañas y en muchas otras lejanías donde nadie lo ve aún.

DERRAMAR ÁCIDO SULFÚRICO EN MEJILLONES

Una demanda de indemnización de perjuicios por los daños que generó un derrame de ácido sulfúrico en el Terminal Marítimo Michilla, ubicado en la Región de Antofagasta, presentó un grupo de 219 pescadores artesanales, recolectores y buzos pertenecientes a la Caleta de Cobija en contra de Minera Michilla, de propiedad de Antofagasta Minerals, el brazo minero del grupo Luksic. De acuerdo con el texto legal, los demandantes exigen a la empresa el pago de $13.140 millones (unos US$19,8 según el dólar de ayer), por el daño medio ambiental y por la “pérdida de chance” y daño moral, que habría ocasionado el incidente, acontecido el 25 de septiembre de 2017. El abogado César Barros, declaró:

“El desastre medio ambiental provocado por el derrame de ácido sulfúrico, que acaece aproximadamente a 20 km al sur de Caleta Cobija (…) se produce debido a fisura en flexible de transferencia del Terminal Marítimo Michilla. Las consecuencias ambientales y por añadidura productivas de un evento de estas características pueden prolongarse por décadas, imponiendo una carga tóxica de varias generaciones a dicha comunidad”.

 

MATERIAL PARTICULADO EN SALAMANCA

Decenas de vecinos de la localidad de Cuncumén, en las cercanías de Salamanca, Cuarta Región, salieron a protestar por la contaminación generada por el polvo en suspensión del generada por la Minera Los Pelambres. Los vecinos fueron reprimidos en tiempo record por un importante contingente de Fuerzas Especiales, que dejó al menos dos heridos. La minera se limitó a decir a través de un comunicado que «había una condición inusual de viento que generó el levantamiento de material particulado».

CÁNCER EN ANTOFAGASTA

El Colegio Médico busca poner término definitivo al galpón de concentrados del Grupo Luksic, ubicado en pleno corazón del centro portuario de Antofagasta, debido a su impacto provocado en altas concentraciones de metales pesados, que han sido detectados por los facultativos de 2014 a la fecha y que incluso han contado con la confirmación del propio Instituto de Salud Pública (ISP) y también por las autoridades de salud mediante casos de niños y trabajadores contaminados, que han dado paso a un largo prontuario de sanciones ambientales y sumarios sanitarios contra la firma, además del traslado de un jardín infantil.

El gremio médico enfatizó, que el concentrado de Minera Sierra Gorda, que cruza la ciudad diariamente rumbo al galpón del Grupo Luksic, de propiedad de transnacionales de origen polaco y japonés, posee una peligrosa composición química, dado que el 72% del concentrado metálico en polvo transportado, y que además está presente en toda la ciudad, con un espesor promedio de 2,5 micrones, está constituido por arsénico, plomo, bismuto, cadmio, zinc, manganeso, todos ellos productos peligrosos para la salud humana.

El Colegio Médico indica que en estos momentos, Antofagasta presenta además una tasa de incidencia de cáncer de 246 personas afectadas por cada 100 mil habitantes, la más alta del mundo y de todo Chile, lo que fue provocado, por el consumo de agua potable con altos niveles de ársenico, entre 1958 y 1970, generando que la población local cuente con una alta susceptibilidad de cáncer, y principalmente de cáncer pulmonar, que hoy se evidencia, en un mapa elaborado por los propios médicos colegiados, con datos del Centro Oncológico de Antofagasta.

La entidad gremial sostiene que este análisis es apoyado por una serie de investigaciones realizadas durante décadas por miembros del Colegio Médico, su Departamento de Medio Ambiente, el ISP en 2014 y recientemente por el destacado estudio, efectuado en conjunto por miembros del gremio médico con destacados científicos de las universidades de Antofagasta y Austral de Chile, además de la Sociedad Chilena de Geología, el que fue publicado este año en la destacada revista científica internacional PeerJ.

Que un delincuente como Andrónico Luksic llore por la quema de un tren, siendo que literalmente tiene todo el norte de Chile contaminado y enferma a cáncer a las personas, refleja el absurdo que es el discurso de “criticar la violencia venga de donde venga”. A la Derecha y a los empresario jamás les ha molestado la violencia, sólo les molesta cuando es en contra de sus interes

 

Fuente:gamba.cl/2020/02/luksic-critico-la-violencia-de-quemar-uno-de-sus-trenes-el-viejo-de-mierda-tiene-contaminado-todo-el-norte-y-enferma-de-cancer-a-todo-antofagasta/