Kategorier
Noticias

LOS ARCHIVOS DEL CARDENAL . T1 EPISODIO 4

CONSIDERAMOS QUE TODAS Y TODOS DEBEN VER ESTA SERIE QUE ESTA BASADA EN ECHOS VERIDICOS Y RELATA UNA PARTE OBSCURA DE NUESTRA HISTORIA QUE NO PODEMOS OLVIDAR .

LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DD. HH. ESTA CADA DIA MAS VIGENTE Y LA JUSTICIA CHILENA DEBE AVANZAR EN LOS JUCIOS Y REPARACIONES POR LOS MUCHOS DELITOS COMETIDOS DURANTE LA DICTADURA CIVIL-MILITAR.

RED. CHILENSKA

 

 

Kategorier
Noticias

LOS ARCHIVOS DEL CARDENAL . T1 EPISODIO 3

CONSIDERAMOS QUE TODAS Y TODOS DEBEN VER ESTA SERIE QUE ESTA BASADA EN ECHOS VERIDICOS Y RELATA UNA PARTE OBSCURA DE NUESTRA HISTORIA QUE NO PODEMOS OLVIDAR .

LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DD. HH. ESTA CADA DIA MAS VIGENTE Y LA JUSTICIA CHILENA DEBE AVANZAR EN LOS JUCIOS Y REPARACIONES POR LOS MUCHOS DELITOS COMETIDOS DURANTE LA DICTADURA CIVIL-MILITAR.

RED. CHILENSKA

Kategorier
Noticias

LOS ARCHIVOS DEL CARDENAL . T1 EPISODIO 2

CONSIDERAMOS QUE TODAS Y TODOS DEBEN VER ESTA SERIE QUE ESTA BASADA EN ECHOS VERIDICOS Y RELATA UNA PARTE OBSCURA DE NUESTRA HISTORIA QUE NO PODEMOS OLVIDAR .

LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DD. HH. ESTA CADA DIA MAS VIGENTE Y LA JUSTICIA CHILENA DEBE AVANZAR EN LOS JUCIOS Y REPARACIONES POR LOS MUCHOS DELITOS COMETIDOS DURANTE LA DICTADURA CIVIL-MILITAR.

RED. CHILENSKA

Kategorier
Noticias

Cables de la CIA revelan dinero encubierto para una radio, El Mercurio y la DC.

CIPER

Por Peter Kornbluh (desde Estados Unidos)

Los archivos secretos del asesinato de John Kennedy  desclasificados en Estados Unidos, aportan nuevos datos de la colaboración de la CIA para destituir a Salvador Allende y consolidar el régimen militar. Los documentos revelan que la CIA contó entre sus agentes chilenos con, al menos, un líder DC, dos directivos de El Mercurio y un alto oficial del Ejército. También indican que la DC envió a Venezuela a tres militantes para entrenarse en explosivos y comunicaciones clandestinas. Además aportan un dato inédito: la compra de una estación de radio –US$25.000– para hostigar al gobierno de la UP.

Fueron mencionados por sus nombres de código: “FUBRIG-1”, “FUBRIG-2”, “FUERMINE-5”, “FUBARGAIN-1” y “FUPOCKET-1”. Bajo esas chapas se ocultaban cinco personalidades chilenas que actuaban como importantes agentes de la CIA poco después del Golpe de Estado de 1973, según cables de la agencia de inteligencia estadounidense recientemente desclasificados en Estados Unidos.

Dos de ellos eran directivos del diario El Mercurio, otro ocupaba una de las máximas jerarquías de los mandos militares, el cuarto era un importante dirigente del Partido Demócrata Cristiano y el quinto pertenecía al mundo político. Todos apoyaban a la CIA en la consolidación del régimen cívico militar encabezado por Augusto Pinochet.

En septiembre de 1974, luego de que The New York Times revelara las operaciones encubiertas de la CIA –a través de un reportaje de Seymour Hersh y otros que siguieron– para desestabilizar el gobierno de Salvador Allende y asistir a los generales en la toma del poder, la estación de la CIA en Santiago contactó a cinco de sus agentes chilenos para discutir las reacciones provocadas por esas filtraciones. También les preocupaba cómo mantener fuera del alcance público los secretos que compartían. La serie de reuniones se realizó entre el 8 y el 10 de septiembre y dieron paso a extensos informes enviados al cuartel general en Estados Unidos.

La CIA financió secretamente huelgas sindicales y gremiales en Chile por más de 18 meses, antes de que el Presidente Salvador Allende fuera derrocado, revelaron fuentes de inteligencia estadounidenses”, así se iniciaba el impactante reportaje de Hersch en el The New York Times, en septiembre de 1974

allende bcn

En el mismo reportaje, Hersch dice que sus fuentes le informaron que la mayoría de los “US$8 millones autorizados por la CIApara actividades clandestinas en Chile”, fueron utilizados en 1972 y 1973 para proveer de fondos y apoyo logístico a los huelguistas anti Allende. Entre ellos, se cita a los camioneros que participaron en el paro nacional del sector que duró 26 días (1972), “dañando la economía chilena y provocando la primera de una serie de crisis laborales para el presidente Allende”.

En otro acápite del extenso reportaje de Hersch, se dice que parte del financiamiento de la CIA fue al diario El Mercurio, “el principal medio opositor en Chile”. Una de las fuentes de Hersch le dijo: “Era la única fuerza política seria entre los diarios y las estaciones de TV en Chile”.

DINERO DE LA CIA PARA LA DC

“FUERMINE-5”, uno de los agentes activos de la CIA dentro de la Democracia Cristiana, “tomó con tranquilidad las noticias sobre la revelación de US$9 mil para un viaje de los líderes del PDC. Mientras movía su cabeza sobre esa filtración, él cree que a menos que la revelación genere una investigación especifica no les causará problema”

El “viaje” fue un tour de relaciones públicas europeo realizado por líderes democratacristianos en octubre de 1973. Un “Truth Squad” –según la CIA– que incluyó a Enrique Krauss, Pedro Jesús Rodríguez, Juan Hamilton y Juan de Dios Carmona, para defender la necesidad del Golpe de Estado, y fue financiado por la agencia de inteligencia estadounidense.

En el mismo cable ya citado se lee a continuación que “Fuermine-5” cree que “los fondos que pasaron por sus manos fueron aproximadamente US$4.000, los que fueron cambiados en el mercado libre en vez de hacerlo al cambio fijado por la estación de la CIA. El siente que eso ayudará a ocultar apropiadamente la identificación incluso dentro del PDC sobre el origen de estos fondos”.

Otro de los agentes chilenos –“FUERMINE-1” – expresó su alivio en esas reuniones de que sus identidades no hubieran sido reveladas. Pero hizo ver su preocupación por el “momento excepcionalmente malo” en que aparecieron estas filtraciones. Y ello, porque según lo registra el cable desclasificado,“coincidió exactamente con la llegada de Eduardo Frei a Estados Unidos” (Frei Montalva era el dirigente máximo del PDC y ex presidente de Chile).

No solo información se compartió en esas reuniones. Hubo también sospechas. “FUERMINE-1” se preguntaba “si eso (la revelación) había sido deliberada”, reportó la CIA desde Santiago, según se lee en el cable secreto del 12 de septiembre de 1974.

FUBARGAIN-1”, un alto oficial militar que se reunió con la CIA en Santiago el 10 de septiembre, también hizo explícitas sus sospechas:“La mayoría de los oficiales chilenos vio las revelaciones y el momento en que se hicieron como un intento deliberado de un sector del gobierno de Estados Unidos (aunque del Poder Legislativo) de dañar deliberadamente a la Junta y lanzar falsamente dudas sobre su independencia y rol en el derrocamiento de Allende” .

Pero lo más importante fue que en esa reunión este agente reveló a la CIA la reacción del general Augusto Pinochet cuando fue informado de la filtración:“El 10 de septiembre, ‘FUBARGAIN-1’ dijo que el general Pinochet no parecía muy alterado”, pero comentó en su presencia que la filtración “parecería ser una tontera que había que hacer”.

En ese mismo cable se lee: “Por primera vez en nuestra relación con ‘Furbargain-1’ él mostró su descontento sobre el creciente sentimiento de incomprensión hacia el gobierno de Chile por parte del gobierno de Estados Unidos. Dijo que otros altos oficiales que han viajado a Estados Unidos y están más familiarizados con ese gobierno, podrían parcialmente entender las actuales actitudes y acciones del gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de los oficiales jóvenes (junior) están molestos y preocupados sobre lo que ellos sienten como el fracaso de Estados Unidos de ser un ‘buen amigo’ de Chile a pesar de los importantes sacrificios realizados aquí en la lucha mundial contra el comunismo” .

Fuente:.ciperchile.cl/2017/11/09/nuevos-cables-de-la-cia-revelan-dinero-encubierto-para-una-radio-el-mercurio-y-la-dc/

 

Kategorier
Noticias

LOS ARCHIVOS DEL CARDENAL

CONSIDERAMOS QUE TODAS Y TODOS DEBEN VER ESTA SERIE QUE ESTA BASADA EN ECHOS VERIDICOS Y RELATA UNA PARTE OBSCURA DE NUESTRA HISTORIA QUE NO PODEMOS OLVIDAR .

LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LOS DD. HH. ESTA CADA DIA MAS VIGENTE Y LA JUSTICIA CHILENA DEBE AVANZAR EN LOS JUCIOS Y REPARACIONES POR LOS MUCHOS DELITOS COMETIDOS DURANTE LA DICTADURA CIVIL-MILITAR.

RED. CHILENSKA

Kategorier
Noticias

Nunca más condenar por pensar distinto: ¡y esto es válido para todos!

La historia está sembrada de hogueras donde fue lanzada la “clase enemiga”, en nombre “del pueblo”… en nombre de aquellos mismos humildes. Hoy es imposible no buscar en ese pasado trágico para construir esa nueva sociedad más humana, para no repetir tales tragedias. Precisamente, en este ejercicio político, Allende es pasado, pero sobre todo presente y futuro. Fue y es estandarte de democracia, aun cuando su proyecto fue la construcción del socialismo. Jamás se doblegó ante quienes, desde la ultraizquierda, vociferaron la “dictadura del proletariado” a lo bolchevique, y cantaron por la calles “paredón, paredón” para esa “clase burguesa”, para esa “democracia burguesa” que perseguían destruir para fundar la dictadura proletaria.

Los seres sin pasado,a veces creen que son las estrellas las que, desde la superficie de la Tierra, sostienen los océanos desde el cielo para que no caigan.

O que fueron ellos los que inventaron la historia y los circuitos del pensamiento y la razón.

Pero para construir una sociedad justa, donde los más y menos humildes sonrían en vez de llorar, sin aplastar a quienes tienen más, y mucho más, el pasado se torna en el ancla que impide que aquel barco naufrague en la tormenta.

La historia está sembrada de hogueras donde fue lanzada la “clase enemiga”, en nombre “del pueblo”… en nombre de aquellos mismos humildes. Hoy es imposible no buscar en ese pasado trágico para construir esa nueva sociedad más humana, para no repetir esas tragedias.

¡Nunca más encender esas hogueras! ¡Nunca más acallar voces por la fuerza o por decretos, porque no piensan como tú! ¡Nunca más aquella máxima maldita: ”Si no piensas como yo, eres mi enemigo”!

El Chile de hoy es un río que se fue secando, y hay que caminar entre los sedimentos espesos que fue dejando ese curso que le fue quitando al mar su torrente. Pareciera que volvemos a nacer, rodeados de una alambrada que nos ha herido azotándonos con estructuras y un modelo de sociedad que ha castigado sin misericordia al ciudadano y la ciudadana comunes: aquellos que viven de su trabajo cuando lo tienen, y sacan cuentas rigurosas para llegar al fin de cada mes.

Ha reaparecido la sed de venganza, “sangre por sangre”, y una intolerancia guerrillera que amenaza los pilares de la democracia.

Para algunos hay que destruir “esa democracia burguesa”, se lee y escucha a veces.

Entonces otros se preguntan: ¿Y cuál será aquella democracia no burguesa?

¿Será esa “democracia burguesa” la de las naciones del centro y norte de Europa y de algunos países de América Latina? ¿Esa de las grandes coaliciones de partidos que gobiernan bajo la llave del diálogo con el adversario y hacen avanzar el curso de su historia? ¿Esa que ejercen los países en los que existe separación de los poderes del Estado? ¿Donde todas las fuerzas políticas están representadas en sus Parlamentos, si resultaron electas en procesos electorales limpios y transparentes? ¿Esa donde existe libertad de expresión de prensa?

Y aquella “democracia no burguesa”, ¿será esa de los regímenes que gobiernan bajo el modelo de partido único imperante? ¿Que no permiten la existencia de partidos opositores? ¿Que encarcelan, torturan y dan muerte a quienes se atreven a levantar su voz disidente? ¿Que afirman su estabilidad en los fusiles de sus fuerzas militares? ¿Que reúnen en una sola mano todos los poderes del Estado? ¿Que llevan en su espalda la vergüenza de los privilegios de la nomenklatura de los miembros de esos partidos únicos, respecto de los ciudadanos y ciudadanas del “pueblo” al que gobiernan? ¿Donde no existe libertad de expresión ni menos de prensa? ¿Y que finalmente se convierten en dictaduras totalitarias que se eternizan en el poder?

Y aquella “democracia no burguesa”, ¿será esa de los gobiernos de izquierda en los cuales, si bien existen partidos opositores, estos sufren represión con sus dirigentes encarcelados, se disuelve el Parlamento, se asesina a la disidencia, se encarcela a candidatos opositores, se escamotean elecciones y, en definitiva, lo que opera es simplemente otra dictadura totalitaria?

Desde la otra ribera del río, se divisa aquel afluente por el que navegaron los Estados terroristas de América Latina de los años sesenta y setenta, sostenidos por las fuerzas militares entrenadas en la Escuela de las Américas en Panamá, bajo el mando de Estados Unidos. Sus efectos devastadores los conocemos. Decenas de miles de detenidos desaparecidos, y un reguero de terror impuesto sobre los andamios hechos pedazos de las estructuras de las democracias arrasadas, al amparo de unas derechas que profitaron de aquel terror. ¡Nunca más esas dictaduras totalitarias!

En medio de la vorágine política y social que actualmente remece a Chile, con frecuencia salta el nombre y la figura de Salvador Allende.

Precisamente, en este ejercicio político, Allende es pasado, pero sobre todo presente y futuro. Fue y es estandarte de democracia, aun cuando su proyecto fue la construcción del socialismo. Jamás se doblegó ante quienes, desde la ultraizquierda, vociferaron la “dictadura del proletariado” a lo bolchevique, y cantaron por la calles “paredón, paredón” para esa “clase burguesa”, para esa “democracia burguesa” que perseguían destruir para fundar la dictadura proletaria.

Aquella noche del 29 de junio de 1973, día de la sublevación de un sector del Ejército para dar un golpe de Estado conocido como “El Tancazo”, por los tanques que rodearon a La Moneda, Allende convocó a una masiva manifestación en la Plaza de la Constitución.

En medio de su discurso, un sector importante de los asistentes gritó “a cerrar, a cerrar, el Congreso Nacional”.

El Presidente Allende los mandó a callar. “Escúchenme bien, y pido respeto: yo no voy a cerrar el Congreso Nacional… el socialismo lo vamos a construir dentro de las instituciones democráticas”, dijo. Dentro de esa “democracia burguesa” que la ultraizquierda pretendía destruir.

El modelo neoliberal chileno está reventado por los cuatro costados, lo que hoy pasa incluso a ser un lugar común. Hay que refundar esta tierra. El mundo nos observa. Vamos a gestar una nueva Constitución Política desde las bases mismas soberanas, con constituyentes electos en comicios populares ejemplares. Con todos ellos, sin acallar a ninguno, porque son representantes de quienes los eligieron. Así es la democracia, una sola, sin apellidos.

Pero esa sociedad más justa la vamos a construir desde dentro de las instituciones de la república, con todos los cambios profundos que haya que hacer. Con los partidos y los movimientos sociales y políticos emergentes. Y nunca más pretendiendo aplastar al adversario, negando sus derechos fundamentales en nombre “del pueblo”.

Con las autoridades de la república que los ciudadanos y ciudadanas elijan en votaciones regulares. Con libertad de expresión y prensa. Los pueblos libres no conocen otro sistema político que la democracia pluripartidista.

A través de la historia, el totalitarismo ideológico, de cualquier especie, le ha provocado heridas de muerte a la humanidad.
Por ello, ¡nunca más! El pasado es presente, es futuro y, sobre todo, es Memoria Histórica.

 

Kategorier
Noticias

Miles de manifestantes toman las calles en Cuba al grito de «libertad»

Las manifestaciones han surgido en un momento de fuerte crisis en Cuba, que sufre una preocupante escasez de medicamentos y productos básicos, y además pasa por la tercera y peor ola de COVID-19, con índices de contagios extremadamente altos en las regiones más afectadas.

Cientos de cubanos salieron este domingo a las calles de La Habana al grito de «libertad» en manifestaciones pacíficas, que fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno, produciéndose enfrentamientos violentos y arrestos. Los choques entre los manifestantes y los pro-Gobierno se produjeron en el céntrico Parque de la Fraternidad, frente al Capitolio, donde llegaron a congregarse más de un millar de personas con una fuerte presencia de las fuerzas militares y policiales, que llevaron a cabo varios arrestos.

Sin embargo, un grupo de varios cientos de manifestantes logró evadir el cordón policial y se dirige en masa por el emblemático Paseo del Prado hacia el Malecón con los brazos en alto y gritando consignas como «libertad», «patria y vida» y «dictadores», en referencia a los dirigentes del país.

Al lugar también acudieron brigadas organizadas de partidarios del Gobierno, que gritan «Yo soy Fidel» o «Canel, amigo, el pueblo está contigo». El suceso podría hacer historia, ya que es la primera vez que un grupo grande de cubanos sale a las calles de La Habana a protestar contra el Gobierno desde el famoso «Maleconazo» de 1994, en plena crisis del «período especial».

Apagón de internet

Prueba de la gravedad de la situación es que las autoridades han cortado el servicio de datos móviles de internet en todo el país, presumiblemente para evitar que se difundan videos de las protestas y mermar la capacidad de convocatoria de los participantes.

La manifestación en La Habana llega después de una oleada de protestas espontáneas este mismo domingo en diferentes puntos del país, la primera de ellas en San Antonio de los Baños, donde una masa de personas salió a las calles para pedir libertad y criticar al Gobierno por la falta de alimentos, medicinas y los continuos apagones que sufre esta localidad, que está 30 kilómetros al este de la capital.

La manifestación de San Antonio, duramente reprimida por la Policía según relataron testigos a Efe, fue transmitida en directo por Facebook hasta el corte de internet, lo que presumiblemente encendió la mecha de actos similares en otras localidades como Güira de Melena y Alquízar (occidente), Palma Soriano (oriente), Cienfuegos (centro) y La Habana.

Díaz-Canel culpa a EE.UU.

Las manifestaciones han surgido en un momento de fuerte crisis en Cuba, que sufre una preocupante escasez de medicamentos y productos básicos, y además pasa por la tercera y peor ola de COVID-19, con índices de contagios extremadamente altos en las regiones más afectadas.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha comparecido hoy en dos ocasiones. Primero acudió a San Antonio de los Baños donde, acompañado de un grupo de partidarios y fuerzas de seguridad, acusó a «gente mercenaria pagada por el gobierno de Estados Unidos» de organizar las protestas.

Más tarde habló en directo por la cadena de televisión estatal, en la que instó a sus partidarios  este domingo  a salir a las calles listos para el «combate», como respuesta a las protestas contra su gestión.

Fuente:eldesconcierto.cl/internacional/2021/07/11/cientos-de-manifestantes-toman-las-calles-en-cuba-al-grito-de-libertad.html

Kategorier
Noticias

Nacionalización del Cobre: la idea que unió a izquierda, centro y derecha en un año convulso

LA   TERCERA

por Felipe Retamal

El once de julio de 1971 -hace exactos 50 años-, el Congreso pleno aprobó uno de los proyectos más importantes del gobierno de Salvador Allende; la reforma constitucional que permitía la nacionalización de los principales yacimientos mineros de cobre, que por entonces representaba el 75% de las exportaciones del país. En charla con Culto, dos historiadores y un testigo de la época, analizan el consenso que logró la iniciativa y repasan la trayectoria histórica, de al menos tres décadas, en que la idea se asentó entre las fuerzas políticas del país.

Pasó medio siglo por la memoria, pero Jorge Arrate aún recuerda el día en que el presidente Salvador Allende Gossens lo nombró vicepresidente de Codelco. “Yo trabajaba con él en La Moneda como asesor económico, simplemente tuve que caminar unos metros -recuerda al teléfono con Culto-. Me convocó a su despacho y ahí me informó que había decidido nombrarme a cargo de la Corporación del Cobre”.

Promediaba 1971. La decisión del mandatario de poner a Arrate a cargo de la compañía fue parte de un movimiento mayor; la aprobación en el Congreso de la reforma constitucional a la Ley N°17.450 que permitió la nacionalización de los yacimientos de cobre, por entonces administrados por compañías extranjeras, en particular, estadounidenses. Desde entonces, el estado controlaba la explotación del metal rojo desde las entrañas del desierto nortino.

“Allende me dijo que el equipo que había estado trabajando hasta ese momento había cumplido un ciclo, que era llevar adelante el proyecto de nacionalización, y que ahora había que hacerse cargo de avanzar la nacionalización”, explica el exministro. Y detalla que eso significaba “recibir las compañías, las empresas, las minas y enfrentar todos los problemas que significaba llevar adelante”.

Una idea que generó consenso

El proyecto de nacionalización era parte de las reformas estructurales estipuladas en el programa de gobierno de la Unidad Popular. “La voluntad de nacionalización de la Gran Minería del Cobre estaba (como señala Joaquín Fermandois), en la sangre de la izquierda chilena”, explica a Culto, Eduardo López, historiador de la UDD y la Universidad Alberto Hurtado. “Se debe recordar, que el el Programa básico de gobierno de la Unidad Popular se trató de una propuesta donde el factor económico fue determinante”.

Según los datos de Patricio Meller, para 1970 la producción de la gran minería del cobre representaba nada menos que el 75% de las exportaciones chilenas. “En la primera mitad de la década del 50, la tributación al cobre constituía más del 30% de la recaudación fiscal; en el año 1955 dicho porcentaje casi llega al 50%. En síntesis, el cobre generaba el 75% de las divisas y aportaba el 30% de los ingresos tributarios”, agrega en su estudio El cobre chileno y la política minera.

Pero no se trató de una iniciativa aislada en el tiempo; en el gobierno anterior, del democratacristiano Eduardo Frei Montalva, se desarrolló la “chilenización”, en que el estado incorporó a la economía nacional la gran minería del cobre a través de mecanismos como la adquisición del 51% de las acciones de las compañías extranjeras presentes en el país.

Por ello, se trataba de una iniciativa que había estado en el debate entre los salones universitarios, los comandos de los partidos políticos y las oficinas de profesionales y técnicos. “Hacia 1970 ya existía un consenso bastante amplio en la sociedad chilena, particularmente a nivel político, sobre la necesidad de nacionalizar el cobre”, explica Alejandro San Francisco, historiador, profesor de la Universidad San Sebastián y Pontificia Universidad Católica.

De allí se explica, en parte, el respaldo unánime que tuvo la reforma constitucional aprobada por el Congreso el 11 de julio de 1971. Ese día, los tres tercios de la política chilena, apoyaron la iniciativa o al menos, no se opusieron a ella. Nada menor, tras una cerrada disputa por la presidencia menos de un año atrás.

“La coyuntura electoral de 1970 se inscribió en el marco de un activismo social y político determinado por la sensación de encontrarse el país en una crisis multidimensional. En este contexto, todas las candidaturas coincidieron en el diagnóstico de la necesidad de un cambio drástico del desarrollo económico. Por tanto, la nacionalización del cobre fue un anhelo ampliamente esperado por la población”, detalla Eduardo López.

Incluso, la reforma salió adelante con el apoyo tácito de la derecha pese a que el sector cuestionó sin rodeos al programa de la UP. “Francisco Bulnes, del Partido Nacional, argumentó que en la elección de 1970 casi el 65% de la población había apoyado a candidatos que respaldaban esa propuesta, por lo que no querían estorbar su desarrollo con más problemas en el camino”, explica Alejandro San Francisco.

“Adicionalmente, sostuvo que estaban de acuerdo con los lineamientos centrales de la propuesta gubernamental y que ser partidarios de la propiedad privada no excluía que en determinadas oportunidades hubiera actividades económicas que pudiera desarrollar el Estado en forma excepcional”, agrega.

Según Eduardo López, la derecha comprendió que era una idea demasiado arraigada como para cuestionar. “Ese sector no tenía ni la fuerza ni las ideas económicas para formular un proyecto económico alternativo. En segundo término, en el terreno político del momento no enfrentó a la UP. Entendía que el consenso transversal del proyecto de nacionalización lo tenía perdido”.

“La derecha no solo apoyó la aprobación de la reforma el 11 de julio de 1970, sino que no la cuestionó”, agrega.

En una línea similar argumenta Jorge Arrate. “[En la derecha] entendían que esta era una idea tan poderosa que se había hecho como una bola de nieve, entonces era imposible enfrentarla en contra. Por eso votaron a favor de la reforma constitucional; un ejemplo de aquellos casos en que la lucha política de masas conduce a una idea a convertirse en ley”.

Durante esa jornada en el Congreso, la Democracia Cristiana también apoyó la reforma. Un gesto no menor, ya que había pasado poco más de un mes del asesinato del exministro democratacristiano Edmundo Pérez Zujovic, adjudicado a un comando de extrema izquierda, lo que tensionó las relaciones entre la UP y el partido de la Falange.

“La Democracia Cristiana sostuvo que el proceso había comenzado con Frei, y Renán Fuentealba (senador y expresidente de la DC) destacó en su discurso el compromiso de su partido con la reforma”, detalla Alejandro San Francisco.

En efecto, el candidato presidencial de la DC en 1970, Radomiro Tomic, proponía la nacionalización en tanto continuidad de la “chilenización” iniciada en la administración Frei Montalva. Así se lee en la página 10 de su programa, publicado el 14 de junio de ese año. “Se nacionalizará inmediata e integralmente las principales empresas de cobre, completándose el proceso iniciado en el actual gobierno”.

Salvador Allende y Radomiro Tomic. Foto Fondo Histórico Copesa

Del Nuevo Trato a la Chilenización

La idea de incorporar la gran minería del cobre al sector público ya se discutía desde al menos la década del cuarenta, en los días de impulso al modelo de industrialización por sustitución de importaciones. Pero fue en la década siguiente cuando comenzaron a verse los primeros pasos.

Según Jorge Arrate, el primer hito ocurrió en 1952. “Hay una fotografía muy bonita, cuando dos dirigentes del Partido Comunista, Elías Lafferte y Salvador Ocampo, perseguidos por la Ley Maldita, le entregaron un proyecto de nacionalización a un senador socialista que se llamaba Salvador Allende, pero antes de eso, en las años treinta y cuarenta ya se discutía”, explica.

En rigor, la propuesta presentada por Allende (quien representaba a las regiones de Tarapacá y Antofagasta) consistía en implementar el estanco del comercio y explotación del mineral rojo, además de levantar una Corporación del Cobre. Años después presentó otra iniciativa -firmada junto a otros senadores- que obligaba a las empresas productoras a constituirse como sociedades anónimas chilenas, sujetas a las fiscalización de un órgano estatal.

Incluso, el diputado liberal Mariano Puga Vega planteó la necesidad de legislar al respecto en un discurso ante la Cámara en junio de 1951. “Los chilenos tenemos una aspiración legítima, que nadie tiene derecho de contrarrestar: que los productos de nuestra tierra no salgan al extranjero en estado primario, o sea, que no salgan, como ocurre con el cobre, especialmente, en barras, sino que se envíen elaborados”.

Vista del Mineral de Chuquicamata en 1975. Colección Biblioteca Nacional de Chile.

El interés no fue casual. Como en otros momentos, los eventos internacionales alcanzaron a generar repercusiones en Chile. “Hasta la Guerra de Corea en 1950, la industria del Cobre no adquirió protagonismo en las discusiones de la economía nacional e internacional”, explica Eduardo López.

“Con el término del conflicto se instaló la primera discusión a nivel local sobre el Cobre. Estados Unidos introdujo un precio máximo (24,5 centavos de libra) que fue una medida de congelamiento de precios -explica el historiador-. Esta tuvo profundas repercusiones en una economía chilena cada vez más dependiente de los tributos que generaba la gran minería del cobre en manos norteamericanas”.

Por ello es que el asunto se instaló en la discusión nacional. “Cada vez se hizo más perceptible la idea de que los gringos se llevaban los recursos más importantes de Chile, dejando menos beneficios de los que la sociedad y su clase política creían merecer -detalla Alejandro San Francisco-. Esto fue preparando el camino a una idea que hacia 1970 era claramente hegemónica, como se comprobaría con la aprobación unánime de 1971, uno de los pocos consensos que existió en el Chile de la Unidad Popular”.

Fue así que la idea comenzó a permear las iniciativas de los gobiernos. Por ello, en 1955, durante la segunda administración de Carlos Ibáñez del Campo, se implementó la llamada Ley de Nuevo Trato (Ley N° 11.828). En el estudio Historia política y tributaria del cobre en Chile, elaborado por la Biblioteca del Congreso, se detalla que dicho cuerpo legal “junto con crear el Departamento del Cobre, pretendió establecer un régimen tributario para las empresas de la Gran Minería del Cobre manejando el interés con relación al aumento de la producción”.

Hacia la convulsa década de los sesentas, el tema del cobre se hizo ineludible para quienes aspiraban a llegar hasta el sillón de La Moneda. “En las elecciones de 1958 todos los candidatos tuvieron una postura frente a la gran minería del Cobre -detalla Eduardo López-. Si bien ninguno propuso la nacionalización, Frei y Allende promovían cambios sustanciales a la relación del estado chileno con las empresas norteamericanas”.

Eduardo Frei Montalva

Presidente Eduardo Frei Montalva

Así se llega hasta la “chilenización”, implementada en el gobierno de Frei Montalva. Una iniciativa que según el citado estudio del Congreso, buscaba estimular la inversión extranjera en la minería, bajo el marco legal de la Ley de Nuevo Trato, pero con énfasis en algunos aspectos fundamentales.

“Al término de su mandato, el Presidente Frei sintetizaba de la siguiente manera los fines perseguidos con su ’ chilenización’ puesta por obra en 1964: a) duplicar la producción de cobre chileno; b) alcanzar la participación del Estado en la propiedad de las empresas cupreras; c) integrar la industria del cobre a la economía nacional; d)refinar en Chile el máximo de la producción posible; y e) lograr una activa participación del Estado en la comercialización del cobre en los mercados mundiales”.

Pero la idea de la nacionalización pervivió en el ideario de la izquierda. De allí su incorporación en el programa presidencial de Allende en 1970. “El diagnóstico de la UP observó que la naturaleza mono-exportadora del país implicaba que el vértigo de las fluctuaciones de precio en los mercados mundiales ejerciese un profundo impacto sobre la balanza de pagos de Chile y sobre los ingresos del gobierno”, explica Eduardo López.

También había una lectura política. “En el oficialismo –los partidos Radical, Comunista y Socialista, por ejemplo– enfatizaron que con la nacionalización Chile consolidaba su independencia y que era una medida trascendental para la revolución que vivía el país”, detalla Alejandro San Francisco.

Vista de la ciudad minera de Sewell en 1975. Colección Biblioteca Nacional de Chile.

La medida más importante de la UP

Tras aprobarse la reforma constitucional que permitía la nacionalización, enfocada en cinco grandes yacimientos (Chiquicamata, El Salvador, La Exótica, La Andina, y El Teniente), a mediodía del 11 de julio de 1917, el presidente Allende pronunció un discurso en la plaza de Los Héroes de Rancagua. Jorge Arrate cuenta que no pudo acompañarlo en aquella oportunidad.

Yo trabajaba en La Moneda junto con mi amigo, y desaparecido hasta hoy, Arsenio Guzmán que era el asesor jurídico -recuerda-. Nos turnábamos para acompañar al presidente, y ese día fue Arsenio”.

Cuatro días después, el mandatario firmó en el comedor de La Moneda el decreto promulgatorio de la reforma constitucional -redactado por el abogado Eduardo Novoa Monreal-. En la ceremonia -cuyo registro está disponible en YouTube- participaron autoridades como el cardenal Raúl Silva Henríquez, los presidentes del Senado y la Cámara (Patricio Aylwin y Eduardo Cerda, respectivamente), los jefes de las Fuerzas Armadas, el contralor general de la república, el presidente de la Corte Suprema, y dirigentes sindicales como Víctor Diaz y Héctor Olivares.

Afiche diseñado por Vicente Larrea

La UP celebró el acontecimiento echando mano a su iconografía clásica. “Chile se pone los pantalones largos: ahora el cobre es chileno”, rezaba el afiche diseñado para la ocasión por Vicente Larrea. Tiempo después, el grupo Quilapayún grabó el tema “Nuestro cobre”, de Eduardo Yáñez, en que homenajean a la “carne de la pampa, enclavado en la tierra colorada”.

Para Jorge Arrate, el proyecto de nacionalización es la medida más importante implementada durante los mil días de Allende. “Sin desmerecer otras iniciativas pero yo creo que ese es el gran legado de gobierno de la Unidad Popular, el habernos dejado una riqueza que ha ido incrementando cada año los recursos públicos”.

Por su lado, Eduardo López detalla que el proyecto fue un paso clave en la política económica del gobierno. “La estrategia de largo plazo fue concentrada en la nacionalización de las principales materias primas disponibles en el país, especialmente, el cobre, en la estatización de las empresas, de la banca y en la profundización de la reforma agraria. Allende inició una política de nacionalizaciones y expropiaciones desató la resistencia de la derecha política y el empresariado. Al mismo tiempo, acrecentó las demandas de los trabajadores y de algunos sectores que abogaron en la práctica de ir más allá de los propuesto en el Programa de la UP”.

Fuente:atercera.com/culto/2021/07/10/nacionalizacion-del-cobre-la-idea-que-unio-a-izquierda-centro-y-derecha-en-un-ano-convulso/

LA CELEBRACION DE LOS 50 AÑOS DE LA NACIONALIZACION DEL COBRE CHILENO POR PARTE DEL COMPAÑERO PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE, NOS DEBE LLEVAR A PROFUNDIZAR NUESTRA LUCHA PARA LA RENACIONALIZACION DEL COBRE, NACIONALIZAR EL LITIO Y NACIONALIZAR EL AGUA.

ESTA LUCHA ES TAREA DE TODAS Y TODOS

EN LA ACTUALIDAD  ES IMPORTANTE RECORDAR QUE EN LA ACTUALIDAD CODELCO SOLO TIENE EL CONTROL DE SOLO EL 20% DE LA PRODUCCION TOTAL DE COBRE , EL 80% DE ESTA RIQUEZA QUE LE PERTENECE AL PUEBLO CHILENO ESTA EE MANOS DE EMPRESAS PRIVADAS.

UN 10% EN MANOS DE PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS CHILENAS Y EL 70% EN MANOS DE EMPRESAS MULTINACIONALES.

LA TAREA ES DE RECUPERAR ESE 70% Y DE ESA FORMA CODELCO PASRIA A TENER EL CONTROL DEL 90% DE LA PRODUCCION DEL COBRE CHILENO.

DE ESA FORMA CODELCO ANUALMENTE PUEDE GENERAR EXCEDENTES DEL ORDEN DE USD$ 25.000 -35.000 MILLONES DE DOLARES ANUALES AL ESTADO CHILENO, DEPENDIENTO DEL RPECIO DEL METAL ROJO.

HAU UN ECHO QUE PREOCUPA BASTANTE , LOS PRESIDENCIALES NO HABLAN DE ESTE TEMA QUE ES FUNDAMENTAL PARA EL DESARROLLO ECONOMICO DEL PAIS. JADUE…EL CANDIDATO DEL PC…NO MENCIONA ESTE TEMA EN SU PROGRAMA ECONOMICO, QUE ES UNA MEZCLA DE POLITICAS NEOLIBERALES Y MARXISTAS ORTODOXAS FRACASADAS AMBAS EN TODO EL MUNDO.

PAULA NARVAEZ Y BORIS PLANTEAN EL AUMENTO DEL ROYALTY MINERO , UNA PASO ADELANTE, PERO LO QUE NECESITAMOS A LA BREVEDAD ES RECUPERAR EL COBRE PARA CHILE Y SU PUEBLO, EN OTRAS PALABRAS RENACIONALIZARLO.

EL TEMA DEL COBRE HA ESTADO VIGENTE EN EL EXTERIOR DESDE HACE MUCHOS AÑOS Y ES HOY DIA UN TEMA DE ESTUDIO Y ANALISIS AL INTERIOR DE LA SEGUNDA Y TERCERA GENERACION DE CHILENAS Y CHILENOS RESIDENTES EN LA SEGUNDA REGION MAS GRANDE DE CHILE , LA REGION EXTERIOR.

UNA PRUEBA CONCRETA DE ELLO ES EL TRABAJO ACADEMICO DE AMANDA THYNELL , MASTER DE ECONOMIA DE EMPRESARIAL DE LA UNIVERSIDAD DE GOTEMBURGO (SUECIA) ESTE TRABAJO  DE AMANDA ESTA EN INGLES Y ES DE HACE SOLO UNOS MESES.

AMANDA THYENLL ES MIEMBRA DE LA FEDERACION NACIONAL CHILENA DE SUECIA .

Chilean struggle for rent on its natural resources

RED. CHILENSKA

 

 

Kategorier
Noticias

CHILENSKA TE INFORMA : SENADORA ISABEL ALLENDE PRESENTA MOCION EN EL SENADO QUE PERMITE EL DERECHO AL VOTO SIN NECESIDAD DE AVENCINDARSE 1 AÑO.

CHILENSKA TE INFORMA

LA MOCION PRESENTADA POR LA SENADORA ISABEL ALLENDE ES DE GRAN SIGNIFICACION PARA LOS (LAS ) MILES DE COMPATRIOTAS QUE  HAN NACIDO EN EL EXTERIOR Y DESPUES DE  HABER OPTADO POR LA NACIONALIDAD CHILENA SE LES NIEGA SU LEGITIMO  DERECHO AL SUFRAGIO YA QUE NO SE HAN AVENCINDADO EN CHILE 1 AÑO.

MEDIDA ESTA TOTALMENTE DESCRIMINATORIA HACIA LOS MILES Y MILES DE CHILENOS Y CHILENAS NACIDOS EN EL EXTERIOR.

CONFIAMOS QUE LA MAYORIA DE LOS SENADORES (AS) Y COMO ASIMISMO LOS ( LAS)  DIPUTADOS (AS) APOYEN LA INCIATIVA DE LA SENADORA ALLENDE.

DEBEMOS PROFUNDIZAR NUESTRA LUCHA PARA QUE EN LA NUEVA CONSTITUCION QUEDA ESTABLECIDA LA REGION EXTERIOR Y DE ESA FORMA PODAMOS ELEGUIR NUESTROS PROPIOS  REPRESENTANTES EN EL PARLAMENTO CHILE.

LA COMUNIDAD CHILENA RESIDENTE EN EL EXTERIOR SOMOS HOY DIA ALREDEDOR DE 2.000.000 DE CONNACIONALES, SIENDO DE ESTA FORMA LA SEGUNDA REGION MAS GRANDE DE CHILE.

GRACIAS ESTIMADA SENADORA ALLENDE POR SU MOCION , COMO ASIMISMO SU LARGA LUCHA EN LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LA COMUNIDAD CHILENA RESIDENTE EN EL EXTERIOR. 

SIEMPRE HEMOS ENCONTRADO LAS PUERTAS ABIERTAS DE SU OFICINA EN EL SENADO PARA DIALOGAR CON UD.

DIR. CHILENSKA

Kategorier
Noticias

SUECIA Y EL PROCESO CONTRA PIÑERA EN LA CORTE PENAL INTERNACIONAL EN LA HAYA (CPI)

Por  Pablo Fuentes E.

Desde el inicio del estallido social en octubre del 2019 se han estado haciendo diferentes esfuerzos para lograr justicia para las víctimas de violaciones a los DDHH en Chile. 

 

La primera iniciativa internacional  al respecto fue tomada por la red jurídica de DDHH Observatorio Chileno de Derechos Humanos, basada en Suecia. Entrevistamos al jurista Esteban Calderón, uno de los integrantes de la organización, para saber más sobre el proceso. 

Esteban Calderón

¿Como se dio que fue una red sueca-chilena que inició el proceso legal ante La Haya?

– Pues la verdad es que el nivel de violencia estatal desatada en Chile en octubre del 2019 nos impactó a todos. Solo días después del inicio del estallido creamos la red en conjunto con colegas en Chile, que nos pedían ayuda del exterior durante esa semana oscura con militares en las calles.

A principios no estábamos claros en cómo asistir desde afuera, pero pronto nació la idea de iniciar diligencias hacia la Corte Penal Internacional en La Haya (CPI). El problema en ese entonces era de carácter legal; los límites formales expuestos en el Estatuto de Roma, el documento fundamental para el accionar de la Corte.

A pesar de tanta violencia policial y militar en las primeras semanas del estallido, llegamos a la triste conclusión de que necesitábamos esperar y tener paciencia, para lograr el cumplimiento de las condiciones legales necesarias para activar la participación desde la CPI.

 Fue una espera muy agonizante y dolorosa durante un periodo de una vergonzosa inactividad judicial en Chile, pero una espera necesaria ya que el Estatuto de Roma requiere explicítame un alto nivel sistemático o generalizado de violaciones a ciertos DDHH para poder activar sus primeras medidas sobre posibles Crímenes de Lesa Humanidad, algo que solo estaría confirmado al pasar del tiempo. 

El 18 de diciembre concluimos que ya existía la información y los datos necesarios para enviar un primer dossier legal basado en el artículo 15 del Estatuto. Con esa diligencia el tema ya estaba “en la mesa” de la Oficina del Fiscal de la CPI, iniciando un largo proceso administrativo y pre-investigatorio. 

¿Entonces uds llevan el caso ante la CPI?

– De ninguna manera. Formalmente somos sólo otorgadores o comunicadores de información, en inglés denominados formalmente  “Article 15 communication senders”. Y aunque fuimos los primeros, en este proceso no existe ni existirán individuos que “lleven” el caso, ya que ese rol, ese protagonismo procesal, le pertenece exclusivamente al Fiscal de la Corte.

Es una fundamental diferencia a las condiciones que llevaron al Juez Baltasar Garzón a procesar a Pinochet en 1998. En ese entonces no existía la CPI y el derecho penal internacional aún estaba desarrollándose hacia las condiciones actuales.

También hay que recordar que todos nuestros escritos legales han sido basados en información enviada por nuestros contactos en Chile. Si a alguien le pertenece algún honor en este proceso es a ellos/ellas que se arriesgan tanto sus carreras como su integridad y seguridad física. 

¿Y cuando se esperarán los resultados desde La Haya?

Pues, eso es tema de justicia legal y esa lamentablemente, tarda en llegar. Pero considerando el actual proceso israelí que tomo como cinco años en pasar a la fase investigadora, y el venezolano que ya lleva tres años en la inicial fase de examinación preliminar, creo que es prudente no generar muy altas expectativas. Pero lo más probable es que el actual tema chileno en la CPI avance algo en 2022 en sus primeros pasos pre-investigatorios.

Eso si, todo depende de las actuales condiciones legales en Chile y también es posible que la CPI esperaran los resultados de las elecciones en 2021 y sus consecuencias judiciales, antes de decidir sobre el tema. 

¿Puedes elaborar más sobre estas condiciones en Chile?

– Si bien indudablemente existen las condiciones materiales y de competencia para intervenir desde La Haya con respecto a Chile, un posible inicio a un examen preliminar por la CPI dependerá de la labor del Poder Judicial y del Ministerio Público de Chile con respecto a los procesos de DDHH.

 ¿Están las instituciones judiciales chilenas a la altura de sus funciones constitucionales o están incumpliendo con sus deberes nacionales e internacionales como lo hicieron durante la dictadura? Pues eso tendrá que resolver la Fiscalía de la CPI y si concluyen que la justicia en Chile está inactiva o ausente, por omisión o falta de autonomía judicial o algo por el estilo, pues entonces no me cabe duda de que la CPI se verá obligada a intervenir.

 Simplemente por su propio precedente venezolano, considerando que la situación en Chile suele ser aún más grave. 

Para el Estado de Chile entonces solo le queda una clara posibilidad para evitar una internacionalización de las violaciones a los DDHH del estallido social; castigar penalmente a todos los culpables y reparar a las víctimas. De esa manera demostrara el país a La Haya que Chile está a la altura de garantizar justicia y así mantendrán jurisdicción exclusiva sobre el tema. Al ser lo contrario, se verá el estado chileno involucrado en un vergonzoso proceso internacional y sera visto internacionalmente como un estado fallido, un país sin justicia. 

¿Y como se ve el escenario? 

– Creo que es evidente que la justicia en Chile desde hace mucho no está funcionando y particularmente en temas de DDHH. Se nacionalizo la experiencia mapuche. Simplemente no es aceptable que desde el 18 de octubre (2019) existan miles de casos de muy graves violaciones a los DDHH, mientras muy pocos agentes del estado están formalizados, a la vez que las cárceles están llenas de jóvenes manifestantes.

Todo apunta a que hoy no funciona el sistema judicial de Chile donde desvergonzadamente se está aplicando un tipo de justicia selectiva y extremamente politizada.

Entonces estamos ante un fallido estado de derecho sin condiciones de garantizar justicia, una grave situación legal y democrática que obliga a la comunidad internacional asumir responsabilidad.

Si no cambian las cosas, Chile tendrá pronto altos mandos policiales, militares y políticos investigados por la CPI. Y el estado chileno, independientemente de gobierno en turno, estará obligado a cooperar con la Corte en La Haya.

Los responsables no tendrán refugio y correrán riesgo de ser extraditados y procesados.

Vuestra red jurídica ha sido abiertamente critica a las  “campañas” para presionar a la CPI a procesar a Piñera. ¿No es una buena idea? 

– Las campañas para generar opinión pública en temas de DDHH no han sido, ni nunca serán, malas ideas. Al contrario son el nervio vital del actual régimen en materias de derechos humanos. 

El problema actual surge cuando actores políticos pretenden interferir en procesos legales que le pertenecen exclusivamente a un tribunal altamente objetivo, legítimo y respetado. Una de las condiciones absolutas en el marco de la Corte Penal Internacional es la estricta autonomía del organismo.

La CPI está prohibida actuar bajo presión política, sea de donde sea. Cualquier intento de politizar el accionar de la Corte llevara a una deslegitimación de su mandato, algo que efectivamente debilita sus posibilidades de velar por el respeto a los DDHH. 

No faltan fuerzas potentes que buscan debilitar el actual sistema penal internacional. Los fuertes intentos de deslegitimación más recientes provienen de EE.UU. y de Israel, estados que ven a un tribunal penal autónomo como una seria amenaza a sus intereses. También tenemos el tema de Venezuela que fue prácticamente referido a La Haya por regímenes con una clara agenda política, entre estos  irónicamente el gobierno de Chile, al cual el régimen bolivariano respondió enviando una propia petición a la CPI para investigar crímenes cometidos contra el país bolivariano.

Por lo tanto ya se está politizando el actuar de la CPI por diferentes medios. Por esta razón hay que evitar la continuada erosion de este importantísimo organismo y dejar que la justicia avance sin ayudar a quienes buscan deslegitimar a la Corte.

Y la mejor manera de hacer esto es velar por su autonomía y no hacer innecesarias presiones políticas que perjudiquen al proceso actual de manera negativa, ni que puedan exponer a la Corte a erróneas acusaciones de “activismo político”. 

Si finalmente avanza el tema de Chile en La Haya no será por presión política en tribunas o en las calles, ni por la voluntad de personajes que buscan protagonismo político, sino por el simple hecho que el Estado de Chile a través de sus agentes, de manera grave y generalizada, ha violado los DDHH de su gente y porque existe una justicia doméstica ausente. 

Finalmente, ¿crees que se logrará justicia para las víctimas del estallido social?

– De eso no me cabe duda. En este siglo, no habrá impunidad. Los que aún creen que se puede ordenar a matar, mutilar, violar y torturar a seres humanos sin consecuencias penales simplemente no ha entendido nada y tendrán bastante tiempo para contemplar la realidad una vez encarcelados.

Porque de llegar la justicia, llegará.

 

Suecia 16 de enero 2021

Te invitamos a que no sigas en las redes:

https://www.facebook.com/chilenska.riksforbundet

@Chilenskariks

Te recomendamos ademas

@COHR20

@TheReal Calderon

Red. Chilenska

 

NI OLVIDO   NI PERDON   JUSTICIA