Kategorier
Noticias

ICOVID: El 90% de los nuevos contagios en Chile corresponde a Ómicron

Pese a que al 2 de febrero de 2022, el 77,5% de la población cuenta con su vacunación íntegra vigente, los crecientes contagios por concepto de la mutación surgida en Sudáfrica en diciembre mantienen a la comunidad médica preocupada y a las UCI tensionadas debido al alza de la demanda por hospitalizaciones derivadas del virus. «Estamos viviendo el momento epidemiológico más álgido y agudo de la pandemia por COVID-19 en términos de la carga e incidencia de casos de estos casi dos años», confirma Alejandra Fuentes-García, académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

Este miércoles el equipo ICOVID Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su informe número 73 con antecedentes y análisis de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, en base a información obtenida hasta miércoles 2 de febrero, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Respecto del nuevo reporte, confirma que el número de contagios está en su máximo nivel desde el comienzo de la pandemia. En efecto, los contagios se multiplican con un número de reproducción efectivo R sobre 1 en la totalidad de las regiones.

Paralelamente, el estudio ratifica que las infecciones son causadas en un porcentaje superior al 90% por la variante Ómicron. En tanto, el resto corresponde a la mutación Delta.

Como se detalla en el informe, por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria, la incidencia semanal de nuevos casos es superior a 250 por 100,000 habitantes en dos semanas consecutivas. Por otra parte, la mayor cantidad de casos activos por habitante está en Arica y Parinacota, Tarapacá y Magallanes.

Otro antecedente relevante es que, de acuerdo al informe epidemiológico 171 del Ministerio de Salud, la proporción de personas no notificadas también ha aumentado sustancialmente durante la última semana.

10 regiones con alta expansión del virus

Además, el trabajo académico evidencia que el número de reproducción efectivo R, confirma una transmisión del virus en expansión, con un R muy sobre 1 en todas las regiones del país. Específicamente, las regiones con mayor crecimiento en este ítem son Atacama, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

Ante el escenario descrito, Catterina Ferreccio, epidemióloga y académica de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, es clara en su análisis.  «Como se temía, este brote por Ómicron está afectando a toda la población, tanto a infectados previos por otras variantes como a vacunados. Todos somos susceptibles a infectarnos», comenta.

Y agrega que «por su alta transmisibilidad y por ser todos susceptibles, el brote no se controla. También, como esperábamos, los vacunados, aunque se infectan tienen mucho menos casos graves y hospitalizaciones que los no vacunados o insuficientemente vacunados. El mensaje es ponerse al día con sus vacunas y evitar los contagios manteniendo el distanciamiento, uso de mascarilla y ventilación hasta que pase este brote».

En cuanto a la dimensión de testeo, «la proporción de test positivos supera el 20% en el país, lo que sugiere que los casos existentes son aún más de los que son detectados por el sistema de salud».

De hecho, la última semana de enero el número total de test PCR informados por 1.000 habitantes por semana a nivel nacional es de 38, llegando al máximo de producción de exámenes a nivel nacional desde el comienzo de la pandemia. Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama, Magallanes y Aysén destacan en el número de test PCR tomados, alcanzando aproximadamente 50 test por 1.000 personas.

Positividad del testeo al alza

La positividad de test, que indica la fracción de test PCR informados que resultan positivos, aumenta de manera sostenida desde fines de diciembre y hoy se encuentra sobre el 20% en el país, lo que sugiere que los casos existentes son aún más de lo que son detectados por el sistema de salud. Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo y Magallanes presentan una positividad sobre 25%.

Paralelamente, ICOVID asegura que se desconoce el número y la positividad del test de antígeno que se están realizando los contactos o sintomáticos sin acudir a un laboratorio ni consulta médica, por compras del test directo en farmacias o vía internet. Aparentemente, es una conducta que se está expandiendo, particularmente en respuesta al retraso que se ha empezado a registrar en algunos laboratorios públicos y privados, detalla.

La académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Alejandra Fuentes-García, enfatiza que «estamos viviendo el momento epidemiológico más álgido y agudo de la pandemia por COVID-19 en términos de la carga e incidencia de casos de estos casi dos años de la pandemia. La mayor demanda actual para el sistema de salud parece estar en el testeo y la capacidad de los laboratorios. La tasa de hospitalización, sin embargo, aumentó significativamente y con la actual reproducibilidad del virus, se esperaría que aumente aún más en las próximas semanas. Por eso nuestro llamado es a mantener con extrema rigurosidad las medidas de autocuidado, especialmente uso correcto de mascarillas, aislarse ante presencia de síntomas o conocimiento de haber sido contacto estrecho de un caso y hacerse el test lo antes posible».

Trazabilidad temprana, un ítem a mejorar

En tanto, con respecto a la dimensión de trazabilidad, la consulta temprana, esto es la proporción de personas que buscaron consulta médica dentro de los dos días desde que iniciaron síntomas, a nivel nacional ha variado entre 59-60% desde inicios de noviembre de 2021, con alguna mejora en la primera semana de enero.

Este tramo del indicador de trazabilidad temprana aún tiene un amplio margen de mejora, especialmente en algunas regiones del país cuya cobertura es inferior o muy próxima al promedio nacional, como Antofagasta, Valparaíso y Aysén, apuntan los y las expertas de ICOVID Chile.

Sobre el tiempo de examen y laboratorio, a nivel nacional este indicador baja el umbral del 80%, volviéndose crítico, según los criterios definidos por el equipo ICOVID Chile. Los valores más bajos a nivel nacional se encuentran en Tarapacá y O’Higgins.

En tanto, la confirmación temprana de casos, en la última semana registrada (26 de diciembre 2021 al 1 de enero 2022), alcanzó un 65,7% de logro, manteniéndose los números más bajos del país en Coquimbo y Aysén. Estos datos son anteriores al cambio de política acerca de la trazabilidad anunciado por la autoridad sanitaria.

Ocupación UCI por COVID-19 incrementa 57%

Por su parte, la ocupación promedio de camas UCI a nivel nacional esta semana alcanza 87%, sobre el 85% en que se había mantenido desde finales de octubre. La proporción de camas UCI con pacientes hospitalizados por COVID-19 se mantiene relativamente baja a nivel país (22%), con un incremento todavía ligero desde el 23 de enero. Sin embargo, la tasa de variación semanal de hospitalizaciones totales a causa del virus evidencia un aumento significativo en los últimos días, con un alza de 57% registrado el 1 de febrero de 2022.

Adicionalmente, ICOVID confirma que el promedio de uso diario de camas UCI (stock) entre el 30 enero y el 3 de febrero muestra un aumento consistente en todos los grupos de edad considerados. En comparación con la semana precedente (23 al 29 de enero), se observa un aumento de 20,2% para el grupo sobre 70 años de edad (126 a 151 casos), 11,1% para la población entre 50 y 69 años (195 a 217 casos), y 5,8% para menores de 50 años (76 a 81 casos).

Ñuble y O’Higgins lideran tasa de vacunación

Finalmente, según detalla el reporte, el esquema completo de vacunación ya sea con segunda dosis o dosis única (para aquellas vacunas que requieren una dosis) alcanzaba el 86,3% de la población total del país el 1 de febrero. La región con más baja cobertura de vacunación sigue siendo la Región Metropolitana con un 81,3%. En tanto, las mayores cobertura se dan en Ñuble y O’Higgins, con un 93% y 94%, respectivamente.

En tanto, al observar por edades, la cobertura de vacunación completa con vacunas de dos dosis es de 92,9%, 95,3%, 88,4% y 76,8% para las personas mayores de 70 años, entre 50 y 69 años, entre 18 y 49 años, y menores de 18 años, respectivamente, según la fecha más reciente disponible (2 de febrero).

Hay que consignar que 12.531.017 personas han recibido una dosis de refuerzo de vacuna COVID-19, correspondiente a aproximadamente un 64% de la población total del país. De estos, 6,98 millones fueron aplicadas a personas entre 18 y 49 años; 3,73 millones entre 50 y 69; 1,33 millones a mayores de 70; y 0,5 millones a menores de 18 años.

«Es fundamental mantener medidas de protección»

Por último, el investigador en salud pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, comenta el alcance de la situación sanitaria del país. «Nos encontramos actualmente frente a la mayor cantidad de casos de coronavirus desde el comienzo de la pandemia y siguen aumentando los contagios de manera vertiginosa en todo el país. Los extremos norte y sur del país presentan la mayor incidencia de casos. Si bien gracias a la vacunación masiva podemos enfrentar esta nueva ola de mejor manera, es fundamental mantener medidas de protección y autocuidado para no enfermarnos», asegura.

En cuanto al informe 73 de ICOVID, agrega el indicador que estima la cobertura de “vacunación completa vigente”, definido como el porcentaje de la población total chilena que, en una fecha dada, lleva dos o más semanas y menos de cinco meses desde la segunda dosis, más la población con dos o más semanas y menos de ocho meses desde la tercera dosis.

Respecto de este punto, al 2 de febrero de 2022, el 77,5% de la población cuenta con su vacunación íntegra vigente.