Kategorier
Noticias

¡Calentando motores! Siendo favorita la derecha en las elecciones de la FEUC, gana la centroizquierda por casi mayoría absoluta

El movimiento Nueva Acción Universitaria (NAU!) se impuso con el 49,51% de los votos válidamente emitidos al Movimiento Gremial, que pasó a segunda vuelta tras conseguir el 27,65% de las preferencias. Solidaridad, en tanto, quedó como la tercera fuerza obteniendo exactos 3.000 votos, 22,83 puntos porcentuales de la votación (11.43% del padrón). Pero no sólo está en juego el control de la FEUC, sino también la Consejería Superior, que es la representación estudiantil ante las máximas instancias resolutivas dentro de la casa de estudios en materias académicas. La carta de NAU para la Consejería es Florencia Vildósola, mientras que la alternativa propuesta por el gremialismo para conquistar ese cupo es Bernardita Correa. “Chile está eligiendo entre dos proyectos de país muy diferentes, y la UC también elegirá entre dos formas de entender la universidad. Nosotros proponemos una UC conectada con las demandas sociales y el proceso constituyente, donde seamos parte de este momento histórico y no lo veamos pasar por fuera de nuestros campus”, concluyó Maite Estay, quien encabeza la lista que se impuso en la primera vuelta. La segunda vuelta se llevará a cabo los días martes 30 de noviembre y miércoles 1 de diciembre.

Si bien, varios sondeos de clima electoral dan a José Antonio Kast la primera mayoría para pasar a la segunda vuelta de la elección presidencial, lo cierto es que no abundan las señales concretas que nos hablen que este tipo de derecha esté en expansión. Al revés: en la Universidad Católica, uno de los bastiones históricos del conservadurismo chileno, la centroizquierda, representada por Nueva Acción Universitaria (NAU!), se impuso en primera vuelta a los dos colectivos de derecha en la elección de la Federación de Estudiantes, FEUC.

De esta manera, Nueva Acción Universitaria tiene la primera opción para renovar la presidencia de la FEUC gracias a los 6.505 sufragios recibidos, cifra que representa el 49,51% de los votos válidamente emitidos (es decir, sin considerar blancos y nulos, de acuerdo a lo indicado en el estatuto de la federación), casi un cuarto del padrón de votantes. En segunda vuelta, la centroizquierda se medirá con el Movimiento Gremial, que obtuvo el 27,65% de las preferencias (13,94% del padrón), equivalente a 3.633 votos. Solidaridad, en tanto, quedó como la tercera fuerza obteniendo exactos 3.000 votos, 22,83 puntos porcentuales de la votación (11.43% del padrón). La primera vuelta registró un total de 14.501 votos, correspondiente al 55,24% del padrón. Los votos blancos sumaron 451, mientras que los nulos registraron 912 (1,72% y 3,47% del padrón, respectivamente).

“Estamos muy felices por los más de 6.000 estudiantes que decidieron confiar en nuestro proyecto federativo. Estuvimos a menos de 200 votos de ganar en primera vuelta, y eso nos da una lectura del panorama nacional también”, sostuvo Maite Estay, quien encabeza la lista que se impuso en la primera vuelta.

En tanto Daniel Novoa, el candidato gremialista, se declaró “muy agradecido de todos los que votaron por nosotros y creen en este cambio muy necesario para la UC, con una federación distinta y que se la juegue por integrar nuestra comunidad universitaria”. Frente al balotaje, Novoa dijo encontrarse “muy motivado por el desafío que implica liderar esta alternativa especialmente en un contexto tanto nacional como universitario que está desencantado con la política, porque no da respuestas a las personas, precisamente a lo cual está llamada”.

Una señal a considerar para las elecciones

“El estudiantado de la UC quiere cambios, es por ello que frente a cualquier escenario, sin importar lo difícil que pueda ser afrontar una alianza de la derecha en una universidad tan conservadora como lo es la UC, esperamos repetir y mejorar el resultado de la primera vuelta”, señaló Estay, a lo que Novoa retrucó apostando al presunto clima de hartazgo e incertidumbre que se habría instalado en el país frente a los “excesos” de una izquierda maximalista, una izquierda que “se dedica a establecer quiénes son los buenos y los malos al igual que en la política nacional (…) Este es un año donde se pondrán en duda principios que permiten proyectos educativos como el de nuestra universidad, y es ahí donde estamos nosotros, proponiendo ese Chile del futuro libre e integrado”.

“Estamos ante un momento histórico de nuestro país”, señaló a su turno Maite Estay. “Se vienen elecciones presidenciales, el plebiscito de salida después de la redacción de una nueva constitución. Chile cambió, y sigue cambiando. Es tiempo que desde la UC estos cambios también se escuchen, y comencemos a actuar para construir una nueva UC para un nuevo Chile”, afirmó la candidata de NAU!.

Novoa, por su parte, llamó a Solidaridad a forjar una pronta alianza para contrarrestar los avances de una izquierda universitaria que, sostuvo, ha dividido a la comunidad: “Nuestro sueño es precisamente integrar la UC y por eso entendemos que hay otros movimientos y organizaciones que pueden aportar muchísimo en nuestra federación y por ello vamos a invitar a todas esas personas que decidieron apoyar otros movimientos en primera vuelta a jugársela por nuestra alternativa”.

Para el movimiento Nueva Acción Universitaria es fundamental vencer en el balotaje a efectos de materializar uno de sus grandes proyectos, y que es, por cierto, uno de los anhelos más acariciados por la actual timonel de la FEUC, Ignacia Henríquez: la creación de un Centro Interdisciplinario de Derechos Humanos orientado impulsar la reflexión, investigación, promoción y defensa de los derechos fundamentales entre los y las estudiantes que se forman en esta casa de estudios.

“Chile está eligiendo entre dos proyectos de país muy diferentes, y la UC también elegirá entre dos formas de entender la universidad. Nosotros proponemos una UC conectada con las demandas sociales y el proceso constituyente, donde seamos parte de este momento histórico y no lo veamos pasar por fuera de nuestros campus”, concluyó Estay.

Pero no sólo está en juego el control de la FEUC, sino también la Consejería Superior, que es la representación estudiantil ante las máximas instancias resolutivas dentro de la casa de estudios en materias académicas. La carta de NAU para la Consejería es Florencia Vildósola, mientras que la alternativa propuesta por el gremialismo para conquistar ese cupo es Bernardita Correa.

La segunda vuelta se llevará a cabo los días martes 30 de noviembre y miércoles 1 de diciembre.

Fuente:.elmostrador.cl/destacado/2021/11/20/calentando-motores-siendo-favorita-la-derecha-en-las-elecciones-de-la-feuc-gana-la-centroizquierda-por-casi-mayoria-absoluta/