Kategorier
Noticias

Elecciones generales en Alemania: candidato socialdemócrata, el más popular

La relativa popularidad del candidato a canciller del SPD, Olaf Scholz, beneficia a su partido.

 

A menos de dos meses de las elecciones alemanas, el ministro de Finanzas, Olaf Scholz (SPD), se perfila como el candidato más popular para suceder a Angela Merkel. Su partido, en cambio, no logra tan buenos resultados.

 

El 26 de septiembre, Alemania celebrará elecciones generales, donde se decidirá quién sucederá a la canciller Angela Merkel, tras 16 años en el cargo.

Hace apenas unos meses, casi todo apuntaba a una clara victoria electoral para la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel y su variante bávara, la Unión Social Cristiana (CSU).

Entonces y en términos matemáticos, la perspectiva de un gobierno de coalición entre conservadores y Los Verdes se veía bien: juntos podrían lograr un impresionante 57% por ciento de los votos.

Luego, el apoyo de votantes a la CDU/CSU cayó muy por debajo del 30%: Los Verdes superaron incluso temporalmente a los conservadores, según la encuesta Deutschlandtrend (Tendencias en Alemania) de mayo, realizada por el instituto Infratest Dimap. Aún así, parecía claro que el candidato cristianodemócrata a la cancillería, Armin Laschet, sucedería a Merkel, o la candidata de Los Verdes, Annalena Baerbock.

 Annalena Baerbock, candidata a las cancillería de Los Verdes

 

Annalena Baerbock es la única mujer que aspira a la cancillería en las elecciones generales de septiembre

Cambios en las encuestas

Tres meses después, la situación ha cambiado considerablemente: en la última encuesta de Deutschlandtrend, la CDU/CSU y Los Verdes, juntos, no llegarían al 50% de los votos, sino a un 46%.

Se prevé que los socialdemócratas (SPD), el socio en coalición con la CDU/CSU durante muchos años, obtendría un apoyo significativamente menor del 20%, resultado que obutvo el partido en las elecciones generales de 2017.

Sin embargo, los datos muestran que el candidato a canciller del SPD, Olaf Scholz, podría liderar un gobierno compuesto por su partido, Los Verdes y los liberales del FDP. Solo un punto separa a su partido de Los Verdes. Si el SPD y Los Verdes formaran coalición con el FDP, el trío formaría la coalición semáforo, llamada así por los colores que representan a los tres partidos: rojo (SPD), verde (Los Verdes) y amarillo (FDP).

Si el SPD puede conservar el apoyo del electorado y la CDU/CSU no pierde más terreno, los dos partidos también podrían reanudar su coalición. Siempre y cuando ambos partidos tengan intereses políticos comunes, pero esa es otra historia.

Armin Laschet, candidato de la CDU/CSU a la cancillería

Armin Laschet, candidato a la cancillería de la CDU/CSU, no ha obtenido hasta ahora muy resultados en las encuestas.

Merkel sigue siendo la política favorita

Si los alemanes pudieran votar directamente por su canciller, Olaf Scholz estaría a la cabeza. Con un 35% de intención de voto, el candidato del SPD está muy por delante de Armin Laschet (29%) y Annalena Baerbock (16%), cuya campaña electoral ha recibido varios varapalos. La ventaja es aún más clara cuando se trata de averiguar el grado de satisfacción de los votantes con la labor de los dirigentes políticos: Scholz lidera la encuesta con el 48%, Baerbock le sigue con el 27% y Laschet va a lazaga con el 24%. La líder indiscutible en esta categoría sigue siendo Angela Merkel, con un 66%.

La canciller sigue gozando de popularidad incluso tras 16 años en el cargo: el 75%  de los encuestados piensa que ha sido una buena canciller. A excepción de los seguidores del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), Merkel cuenta con un alto nivel de aceptación entre los votantes de otros partidos. Más de dos tercios de los encuestados consideran que Angela Merkel es competente, una líder fuerte, digna de confianza y agradable.

Sin embargo y hasta que deje el cargo, Angela Merkel seguirá enfrentando uno de los mayores desafíos de su mandato: la pandemia de COVID-19.

En la encuesta de Agosto de Deutschlandtrend, se preguntó también qué porcentaje de encuestados estaba dispuesto a vacunarse. Según los resultados, un total del 12% afirmó que ”probablemente no se vacunará” o ”definitivamente no se vacunará”.

El principal motivo citado por el 69%, de los que se oponen a la vacunación fue la preocupación por las consecuencias desconocidas para la salud.

(rme/ers)