Kategorier
Noticias

Con arraigo nacional y formalizada por lavado de dinero quedó Ana María Pinochet, esposa del General Fuente-Alba

el ciudadano

Según la indagación a cargo del fiscal José Morales, el matrimonio incrementó su patrimonio en más de 280% en siete años, donde los gastos de Fuente-Alba alcanzaron los $7.300 millones.

 

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago decretó este jueves arraigo nacional y la obligación de fijar domicilio para Ana María Pinochet, esposa del ex comandante en jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba , tras ser formalizada por lavado de dinero.

Asimismo, se realizó la reformalización de Fuente-Alba para precisar hechos, quedando con arraigo nacional y firma mensual por los mismos cargos.

Pese a que la defensa quiso evitar la audiencia, el órgano persecutor logró imputarle cargos a la mujer y, además, reformalizar al otrora militar.

El general (r) ya había sido formalizado en junio de 2019 por ocultamiento de dinero, debido a que sus bienes no coincidían con sus ingresos en la institución castrense.

Según la indagación a cargo del fiscal José Morales, el matrimonio incrementó su patrimonio en más de 280% en siete años, donde los gastos de Fuente-Alba alcanzaron los $7.300 millones, utilizando dinero correspondiente a gastos reservados.

El fiscal Morales argumentó que “el señor Fuente-Alba Poblete y la señora Pinochet Ribbeck con pleno conocimiento de que los dineros señalados anteriormente provenían de la comisión del delito de malversación de caudales públicos cometido entre 2010 y 2014 realizaron conductas constitutivas de lavado de dinero en forma reiterada a lo menos entre los años 2010 a 2016 con el objeto de ocultar y disimular el origen ilícito de los mismos, colocando de esta forma las ganancias ilícitas en el sistema económico formal, tanto las que provenían directa como indirectamente del delito base”.

Producto de la situación, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló contra la pareja.

Viajes, dinero y propiedades

La defensa de Ana María Pinochet había pedido declarar inadmisible la acción judicial, lo que fue desestimado por el tribunal.

La decisión de imputarla por el delito de lavado de dinero, se debió en gran medida a las maniobras de ocultamiento de dineros registradas entre 2010 y 2016, sobre todo por los viajes en el exterior, adquisición de propiedades y pago de tarjetas bancarias.

El 28 de marzo de 2019, Ana María Pinochet Ribbeck llegó hasta las dependencias de la fiscalía Centro Norte para prestar declaración en calidad de imputada en la investigación penal por presunto lavado de activos en la que Fuente-Alba fue formalizado.

«No recuerdo la cantidad de viajes que realicé con mi marido en el periodo que fue comandante en Jefe», dijo en su declaración ante el fiscal José Morales.

«En cuanto a la forma en que se pagaron los viajes que yo realicé al extranjero entre los años 2010-2014, que considero institucionales, desconozco cómo se pagaron», puntualizó.

Asimismo, fue consultada específicamente por su estadía en Miami, mientras Fuente-Alba viajó rumbo a Haití en comisión de servicio.

«Se trató de un viaje institucional a Haití y la seguridad -por las condiciones de seguridad- recomendó que yo no viajara. En cuanto a la estadía en Miami se trataba de una estadía en tránsito a Haití. Me quedé en un Hotel de Miami (…) Yo no pagué gastos de mi estadía en Miami, ni en otros viajes que realicé con mi marido (…) Quiero decir que no era mi preocupación ni mi rol la forma ni modo en que se pagaba los viajes que yo realizaba», indicó, tal y como reseña Meganoticias.

Y añadió más adelante: «Yo no pensé que alguno de estos gastos se realizara en forma errónea o irregular, ya que se trataba de una forma de hacer las cosas que venía desde antes que mi marido asumiera como comandante en Jefe, como lo hicieron todos sus antecesores”.

El exoficial de órdenes del general en retiro, Rodolfo Hidalgo, declaró que la esposa de Fuente-Alba recibía aproximadamente 10 millones de pesos mensuales para la mantención de su vivienda.

De igual forma, se intenta aclarar la compra de dos departamentos en una zona privilegiada en La Condes, ambos a su nombre.

Incluso, un informe realizado por la Brigada Investigadora de Delitos Funcionarios (Bridef) Metropolitana de la PDI apunta a la esposa de Fuente-Alba como «testaferro» , o la persona que prestaba su nombre para figurar como titular en un negocio o asunto jurídico ajeno.