Kategorier
Noticias

Director general de la PDI es investigado por comprar departamento de $398 millones con fondos no declarados

Héctor Espinosa, director general de la PDI | Agencia Uno

Una parte del costo total de la vivienda -$143 millones- fue pagada mediante un préstamo hipotecario del que Héctor Espinosa, director general de la PDI, figura como codeudor y fiador solidario. Sin embargo, la transacción no fue consignada en su Declaración de Patrimonio e Intereses, lo que habría sido justificado por la PDI señalando que el dinero provino de la venta de inmuebles de su cónyuge, sin entrar en detalles al respecto. Ahora, Espinosa deberá declarar ante la Fiscalía sobre el origen de este millonario monto.

Una investigación publicada este miércoles reveló que el director general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa, está citado a declarar ante Fiscalía por la compra de un bien raíz que hizo su esposa por un monto de $398 millones, en abril de 2018.

Esto considerando las escrituras de la compraventa del inmueble, las cuales señalan que $254 millones se aportaron al contado mediante vales vista, y los restantes $143 millones se pagaron mediante un préstamo hipotecario del que Espinosa figura como codeudor y fiador solidario.

Según indica CIPER, el director de la PDI debió haber incluido el mencionado préstamo en su Declaración de Intereses y Patrimonio, cosa que Espinosa no cumplió.

La Jefatura Nacional de Asuntos Públicos de la policía civil indicó al medio, en relación a los hechos, que su director está citado a declarar “en una causa que tiene el carácter de secreta, de conformidad con el artículo 301 del Código Procesal Penal, encontrándose a la espera de la confirmación de la fecha y lugar donde será entrevistado”. Además, señalaron que también está citado por la Fiscalía de Magallanes.

Desde la PDI y el Ministerio Público detallaron a CIPER que la investigación está en manos del fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, quien también indaga el mega-fraude de Carabineros. Campos estaría investigando un eventual lavado de dineros, y por esta razón solicitarán a Espinosa que justifique el origen de los dineros involucrados en la compra.

Respecto al inmueble comprado por la esposa del director de la PDI, está ubicado en un barrio residencial de Las Condes, e incluye un departamento, dos estacionamientos y dos bodegas, todo pago a la inmobiliaria Almagro.

De acuerdo con la escritura de la compraventa, Héctor Espinosa se constituyó como fiador y codeudor solidario del préstamo de $143 millones cedido a su cónyuge por el Banco de Chile. Además, indica que él cuenta con la “expresa facultad de administración” para representar a su esposa “en todo lo concerniente al contrato contenido en este instrumento”.

Consultada la PDI sobre por qué Espinosa no incorporó en su declaración patrimonial el pasivo de $143 millones, indicó que los antecedentes no se incluyeron ya que la compra la hizo su esposa, quien también es funcionaria en otra repartición pública, y ella sí los registró en su declaración.

La transacción sospechosa

“Respecto al inmueble que no estaría incluido en la última declaración de patrimonio e intereses del Director General, éste fue adquirido por su cónyuge lo que sí fue declarada en su Declaración de Patrimonio e Intereses, no siendo incluida en la del Director, por cuanto, él tiene únicamente la calidad de codeudor solidario, no siendo propietario de dicho bien raíz”, justificó la policía civil.

Sin embargo, la normativa determina que todo pasivo superior a 100 UTM debe incluirse en la declaración de patrimonio e intereses de los funcionarios públicos. Por tanto, Espinosa tendría que haber declarado los antecedentes mencionados.

El costo total de la compra fue de 14.753UF (equivalente a $398.399.306 a la fecha). La esposa del director de la PDI pagó 9.432 UF ($254.707.670) por medio de vales vista y el Banco de Chile, y cubrió lo restante por medio del mencionado préstamo de $143.691.636.

Según el medio citado, la Unidad de Análisis Financiero (UAF) incluyó esta transacción Reporte de Operación Sospechosa (ROS). Cabe destacar que el rol de la UAF es prevenir e impedir la utilización del sistema financiero, y de otros sectores de la actividad económica chilena, para la comisión de los delitos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Esta información sería la que le llegó al fiscal regional de Magallanes, quien habría enviado oficios a distintos conservadores de bienes raíces para consultar por la existencia de todas las propiedades que figuran a nombre de Héctor Espinosa y su cónyuge.

De acuerdo con la PDI, los millones restantes del inmueble, no cubiertos por el préstamo bancario, se financiaron con dinero proveniente “de la venta de propiedades de su (Héctor Espinosa) cónyuge”. Esto lo deberá acreditar el director de la policía ante el Ministerio Público.

La última declaración de intereses y patrimonio de Espinosa, publicada por la PDI y fechada en marzo de 2021, incluye tres bienes raíces ubicados en Valparaíso, adquiridos el 7 de agosto de 2015 como copropietario: un departamento, una bodega y un estacionamiento. Por esos bienes, el director de la PDI pagó $58.053.846, $5.994.096 y $1.190.657. Además, la declaración registró como pasivo un crédito hipotecario con la mutualidad de Carabineros por $45.993.588.

Por otro lado, en su declaración de 2020, la autoridad policial anotó una propiedad agrícola emplazada en Constitución, comprada el 22 de marzo de 2019 por $7.279.862. Sin embargo, este terreno no volvió a aparecer en su declaración del 2021.

Fuente:eldesconcierto.cl/nacional/2021/05/26/director-general-de-la-pdi-es-investigado-por-comprar-departamento-de-398-millones-con-fondos-no-declarados.

ALLENDE VIVE EN LA MEMORIA HISTORICA DE SU PUEBLO