Kategorier
Noticias

Residencias sanitarias VIP: Denuncian lucro y sobreprecios en contratación de Hoteles Capital y Radisson gestionado en época de Arturo Zúñiga

Hotel Radisson Ciudad Empresarial | Imagen: Captura de pantalla
Por: Carolina Ceballos

«Denunciamos al Sr. Hartwig y su equipo asesor, la sospecha que se pretende hacer negocio, lucrando con las residencias sanitarias al solicitar autorización para contratar, con un alto sobreprecio de los montos que está cancelando el MINSAL ($40.000+IVA por habitación), a $50.000 + IVA por habitación más $ 12.500 por persona al negocio hotelero “Radisson y Capital”, ignorando las ofertas de parte de la municipio de Recoleta, (que) ofrecía residencias mucho más baratas», detallan distintas agrupaciones en una denuncia efectuada en junio de este año, seis meses antes que la Contraloría destapara irregularidades en el contrato que estableció el Servicio de Salud Metropolitano Norte con el Hotel Radisson.

Cuando corría junio del año en curso, en momentos en que la pandemia golpeaba severamente a nuestro país con altos registros de contagios y decesos por COVID-19, Guillermo Hartwig, director del Servicio de Salud Metropolitano Norte (SSMN), tramitó la implementación de residencias sanitarias a un precio mayor al establecido por normativa en tiempos de crisis sanitaria.

La información figura en un documento al que tuvo acceso esta redacción, donde Hartwig contacta al entonces subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, a quien pide autorización para la cancelación de montos superiores no sólo a lo estipulado legalmente, sino que exceden a lo ofertado por la Municipalidad de Recoleta, quien habría ofrecido otras alternativas para enfrentar la crisis.

El documento fue firmado por varios colectivos vinculados a la salud del área norte de Santiago, donde se detallaba no sólo el elevado gasto en que incurrirían las autoridades sanitarias, sino que evidenciaba el escaso impulso a la economía local de la comuna, debido a la elección de residencias con características de hoteles vip.

«Las organizaciones sociales de la zona norte de Santiago -abajo firmantes- hemos señalado que el actual director de SSMN, don Guillermo Hartwig y su equipo directivo, han demostrado su total incompetencia e inoperancia en el liderazgo de la conducción e implementación de medidas en su jurisdicción para combatir el COVID-19», se lee en el inicio de la denuncia

«Durante este periodo, donde debemos reflexionar que el apoyo hacia los sectores más vulnerables debe ser inmediato, los ciudadanos de la zona norte solo cuentan con sentimientos de dolor y frustración de no tener un acceso y atención digna en salud, las autoridades del SSMN solo demuestra la falta de empatía hacia la población», dice a continuación el texto donde se acusa a Hartwig y a su equipo de dudosas prácticas.

El documento cobra relevancia debido a que fue emitido cinco meses antes que Contraloría destapara una serie de irregularidades en el arriendo del Hotel Radisson, como ruts mal anotados, pacientes repetidos y la inexistencia de un contrato por casi un mes, sin documentación «íntegra y exacta» por más de 134 millones de pesos.

Anomalía que se suma a la apertura de un sumario en el Servicio de Salud Metropolitano Norte, luego de las acusaciones de Espacio Riesco por el no pago de más 2.900 millones de pesos por concepto de arriendo del edificio como hospital de emergencia.

«Se pretende hacer negocio lucrando con las residencias sanitarias»

La misiva es categórica al respecto y establece, sin ambages, una inquietud que en ese entonces generaba sospechas. «Denunciamos al Sr. Hartwig y su equipo asesor, la sospecha que se pretende hacer negocio, lucrando con las residencias sanitarias al solicitar autorización para contratar, con un alto sobreprecio de los montos que está cancelando el MINSAL ($40.000+IVA por habitación), a $50.000 + IVA por habitación más $12.500 por persona al negocio hotelero “Radisson y Capital”, ignorando las ofertas de parte de la municipio de Recoleta, (que) ofrecía residencias mucho más baratas», detallan.

«Manifestamos nuestro profundo rechazo al intento de hacer, con las necesidades de salud y necesidades emocionales de los y las ciudadanos y ciudadanas de la zona norte, provecho y lucro económico», dice en la parte final el escrito firmado por los colectivos Nuevo Hospital para la Zona Norte, Ecoss de Barrio, La Nueva Chimba, Agrupación de defensa de la Salud Pública Zona Norte y el Complejo de Salud Norte.

Adicionalmente, la denuncia acompaña un par de capturas de imagen en las que se aprecia un documento -ordinario 826 del día 24 de junio- donde Hartwig solicita a Zúñiga una autorización para exceder los montos establecidos por concepto de residencias sanitarias, donde se lee textual:

«Mediante la presente, informo a usted que en el Ord. C5 N°1675 de su subsecretaría del 03.06.2020, que indica términos de referencia de Residencia Sanitaria, señala que dentro de las ofertas recibidas se debe contratar aquellas de menor valor que cumplan con los requisitos y que no sobrepasen el límite establecido de $40.000 + IVA por habitación efectivamente utilizada. Posteriormente, en el Ord. C5N° 1679 del 03.06.2020, que complementa términos de referencia, señala que en caso que algún Servicio de Salud, debido a las condiciones, tuviese que pagar un valor mayor al establecido de $40.000 + IVA deberá solicitar autorización a su Subsecretaría, debo señalar lo siguiente:

«Nuestro Servicio de Salud, de acuerdo al correo adjunto de Jenifer Quiroz, Coordinadora Administrativa de la DIVAP, tiene asignados los hoteles Capital y Radisson Ciudad Empresarial Huechuraba. Ambos hoteles ofrecen una referencia de las residencias sanitarias, sin embargo el valor ofertado es mayor a lo ofrecido en los documentos señalados. En ambos hoteles el valor de la habitación single es de 50.000 +IVA, que aumenta en 12.500 + IVA por cada persona ingresada a la habitación, que en el caso del Hotel Capital ofrece disponibilidad de 1 a 4 personas por habitación.

Por lo anterior, considerando que se requiere la contratación de las residencias y que los Hoteles Capital San Pablo y Radisson Ciudad Empresarial Huechuraba cumplen con las referencias técnicas, solicito a UD. la autorización para contratar dichos hoteles en valores mayores a lo establecido en los documentos señalados».

En efecto, el escrito citado íntegramente lleva el nombre y la firma de Guillermo Hartwig Jacob, además del timbre respectivo correspondiente a su cargo de director del Servicio de Salud Metropolitano Norte.

«Atentaba contra la posibilidad de instalar residencias en otras dependencias»

Consultados específicamente por esta situación, desde el equipo de comunicaciones del servicio de salud aludido en la denuncia declinaron referirse al tema.  Sí lo hizo el dirigente Sergio Márquez, presidente de la Unión Comunal de la Junta de Vecinos de Conchalí, perteneciente a la agrupación La Nueva Chimba, firmante de la carta y ex funcionario del SSMN, donde trabajó hasta marzo del año en curso.

«La información que tuvimos como organización fue el oficio que se envió desde el SSMN al ex subsecretario Arturo Zúñiga, donde solicitaba el aumento de los montos de los pagos a las residencias Radisson y Capital, a nosotros nos pareció grave esta situación, porque era un sobrepago excesivo, alto y entendíamos que la norma la había fijado el Minsal. Producto de este oficio que se nos filtró, emitimos una declaración pública alertando de esta situación, lo que a la fecha nos da la razón porque entendemos que Contraloría está investigando estos contratos con Radisson», asegura.

 

«En nuestra denuncia declaramos que nos parecía que se estaba favoreciendo al gran empresariado, Radisson no es una cadena de pequeños hoteles y nos parecía que eso atentaba con la posibilidad de poder instalar estas residencia en otras dependencias que estaban en la zona norte de la Región Metropolitana, como pequeñas residencias, hostales y a nosotros nos parecía que ese era el camino».

«Entendemos que hubo ofrecimientos de algunos alcaldes que proponían residencias directamente desde el municipio que podían ser adaptadas a bajo costo como residencia sanitaria que tampoco se tomaron en cuenta, entiendo que el SSMN nunca sondeó este ofrecimiento de los alcaldes. Además, nunca estos grandes hoteles estuvieron a máxima capacidad, porque había mucha (gente) de la comunidad que prefería quedarse en sus casas», agrega.

«Hemos solicitado la información del nivel de ocupación por comuna y esa información todavía no se ha transparentado. Al no tenerla, no sabemos la efectividad que generó arrendar estos grandes hoteles», concluye.

Consultada por esta situación la Municipalidad de Recoleta, desde su departamento de comunicaciones comentaron a este medio que «al comienzo de la pandemia el alcalde (Daniel Jadue), en una conferencia de prensa, ofreció los colegios de la comuna para habilitarlos como residencias sanitarias y no hubo respuesta».

Su gestión ha sido deficiente

Por su parte Claudia Paredes, presidenta de la Federación Metropolitana Norte de Atención Primaria, también entregó su testimonio, admitiendo estar en conocimiento de la denuncia que apunta a la gestión de Guillermo Hartwig.

«Efectivamente se había hablado hace un tiempo acerca de lo que estaba ocurriendo y el sobreprecio que tenía, nosotros como trabajadores de la salud sabíamos que esto estaba ocurriendo, pero no fuimos informados para tomar parte de la denuncia propiamente tal», comenta a El Desconcierto la dirigenta antes de entregar su opinión al respecto.

«¿Qué me parece a mí?» Que es uno más de los episodios de este gobierno, como lo de Espacio Riesco, como otras instituciones que arrendaron que eran parte o patrimonio de uno de los empleados del Minsal que también sacaron provecho económico de estas residencias, por lo tanto esta era una más de todas las cosas que ha hecho mal el gobierno. O de todos los provechos que ha sacado política y económicamente», dice luego.

En cuanto a la denuncia que apunta a los arriendos de Radisson y Capital, Paredes dice que esto «no es de extrañar. Como hecho es terrible, se ocupan dineros que son de todos los chilenos, los más precarizados, y van a parar a bolsillos particulares».

Respecto al trabajo de Hartwig, Paredes asegura que el ser ingeniero comercial y no venir del área de salud, fue un factor determinante de su gestión. «No es por denostar a los ingenieros comerciales, sino que su visión dista mucho de lo que realmente la salud en este país necesita, nosotros le hemos hecho un montón de peticiones a este caballero, pero no hemos conseguido las cosas que solicitamos», dice.

Paredes asegura que Hartwig es una persona que no se junta con los gremios. «En mi rol de presidenta de la Asociación de Funcionarios de Atención Primaria del área norte, creo que en todo el tiempo que lleva en el servicio (asumió en septiembre del 2019) nos hemos reunido solo una vez. Y esto debido a la presión que hicimos, incluso ocupando el servicio en algún momento, que lo obligó a reunirse con nosotros para plantearle las dificultades en el tema de salud que hemos tenido en relación a los presupuestos, a recintos de salud, esto antes de la pandemia», detalla.

Por último, Paredes asegura que «en el periodo de la pandemia, no lo hemos visto nunca en terreno, por lo menos en el área de la Atención Primaria, nunca lo hemos visto. Es una persona bastante lejana a los trabajadores».

Fuente:eldesconcierto.cl/reportajes/2020/12/27/residencias-sanitarias-denuncian-sobreprecio-hoteles-capital-y-radisson