Fernando Haddad y Manuela D´Ávila: La dupla del lulismo para los comicios de Brasil

Allende Hoy musicalizacion discursos
september 11, 2018
“¿Quién compra a tu lado?”: Londres 38 irrumpió en el Costanera Center para recordar la impunidad de los criminales de lesa humanidad
september 12, 2018

Fernando Haddad y Manuela D´Ávila: La dupla del lulismo para los comicios de Brasil

Fernando Haddad y Manuela D´Ávila: La dupla del lulismo para los comicios de Brasil

 

Fernando Haddad y Manuela D´Ávila, dos jóvenes figuras formadas políticamente en lo gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff, aunque siguiendo caminos diferentes: Haddad fue ministro de Educación en los dos gobiernos de su partido, el PT, y también fue alcalde de São Paulo entre 2012 y 2016, mientras que D´Ávila ha sido diputada federal o estadual desde 2006, y antes fue líder estudiantil.

Por / 11.09.2018

El Partido de los Trabajadores (PT) aguantó hasta el último día y la última hora estipulada como plazo por el Tribunal Superior Electoral (TSE, máxima autoridad electoral brasileña), para hacer oficial el cambio que ya se veía venir. A partir de este 11 de septiembre (vaya fecha eligieron, cargada de tantas historias y tragedias políticas, aunque ninguna de ellas en Brasil) el partido más grande de la centroizquierda tupiniquim no tendrá más a su líder histórico, Luiz Inácio Lula da Silva, como abanderado presidencial, encarcelado desde abril e imposibilitado de candidatearse.

La tarea ahora le toca a Fernando Haddad y Manuela D´Ávila, dos jóvenes figuras formadas políticamente en lo gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff, aunque siguiendo caminos diferentes: Haddad fue ministro de Educación en los dos gobiernos de su partido, el PT, y también fue alcalde de São Paulo entre 2012 y 2016, mientras que D´Ávila ha sido diputada federal o estadual desde 2006, y antes fue líder estudiantil.

El evento en que se anunció el reemplazo empezó con la lectura de una carta escrita por Lula, en la que dijo que “estoy detenido hace más de cinco meses injustamente, por una condena que es una farsa judicial que ya se sabía mucho antes de que se diera a conocer (…) quien me conoce sabe que no soy de los que desiste de luchar y seguiré luchando por probar mi inocencia pero al ver los tribunales brasileños prohibiendo mi candidatura e incluso la mención a mi nombre durante la campaña, tengo que tomar la decisión de indicar los nombres de Fernando Haddad y de Manuela D´Ávila como representantes de nuestra fuerza política a la Presidencia de Brasil, ellos serán los representantes de los que creen en mí en estos comicios, mi nombre a partir de ahora será Haddad y Manuela”.

El entusiasmo del ex-presidente choca con un escenario donde el PT tiene que  remar desde atrás. El reemplazo se da un día después de publicada una encuesta publicada ayer por el instituto Datafolha donde Hadda aparece como el quinto más mencionado entre los entrevistados, con 9% de intenciones. Aunque la misma encuesta trae dos buenas noticias: una de ellas es que Haddad fue el candidato con mayor salto en su apoyo, pasando de 4% a los 9% en dos semanas y acercándose al bloque que pelea por un puesto en el ballotage.

El líder sigue siendo el ex-militar Jair Bolsonaro (del PSL, Partido Social Liberal) con 24%, dos puntos más que hace dos semanas, ya considerando los efectos del ataque sufrido la semana pasada – todas las entrevistas fueron realizadas este mismo lunes 10 de septiembre, cuatro días después del ocurrido. El segundo colocado es el neodesarrollista Ciro Gomes (PDT, Partido Democrático Laborista) que también tuvo un importante crecimiento, pasando de 10% a 13%. Marina Silva, del partido Red Sostenibilidad fue la única que perdió votos, cayendo de 16% a 11% mientras que el ex-gobernador del Estado de São Paulo, el neoliberal Geraldo Alckmin (pese a que su partido se llama PSDB, Partido Social Demócrata Brasileño, es el candidato preferido de los mercados) ganó sólo un punto y tiene 10%.

Así las cosas, la distancia entre el primero y el quinto es de solamente 4% y entonces viene la segunda buena noticia para el PT, porque la misma encuesta preguntó si votarían en un candidato indicado por Lula da Silva, y 33% de los entrevistados dijo que lo haría seguramente mientras que otros 16% dicen que tal vez lo harían, lo que da la esperanza al partido de que hay chances para la nueva fórmula Haddad-D´Ávila. Por otro lado, la encuesta también dice que 41% de los electores no votaría jamás por un candidato apoyado por Lula, lo que demuestra que el lulismo también tiene un límite de crecimiento.