César Astudillo

9 de agosto a las 21:13

Mauricio Rojas nunca fue del Mir. Estudió Derecho en la Chile y salió del país hacia Argentina sin ningún problema, luego buscando mejores horizontes viajó a Suecia, donde pidió asilo político, mintiendo para poder permanecer en Suecia. Allí comenzó sus estudios teóricos antimarxistas para darle sentido a su estatus de asilado político.

No fue perseguido y nunca se le impidió volver a Chile, pero era más rentable permanecer en Suecia profitando de un falso exilio y militando en un partido de derecha al servicio de las grandes empresas suecas. Efectivamente fue Parlamentario en Suecia y su principal preocupación legislativa fueron políticas en contra de los inmigrantes, por ejemplo en su opinión, sólo podían permanecer en Suecia quienes hablarán perfectamente el idioma y que renunciarán a sus raíces.

Lo conocí personalmente, mi hijo Luciano también fue Parlamentario por la Socialdemocracia en el mismo período, por cierto con posiciones diametralmente opuestas.

Ese es el nuevo flamante Ministro de Cultura, que llega al cargo por la amistad con otro renegado, Ampuero.

Por último, este energúmeno, Rojas, escribió hace algún tiempo atrás un panegirico alabando las cualidades de gran estadista del señor Piñera.
Ahora, usted opine con argumentos y verdades ocultas de algunos personajes

David Maldonado

Creo que el comentario/escrito de César, contiene algunos errores… “Estudió derecho en Chile”… César debió haber precisado que esos estudios, no los concluyó…
Yo conocí muy bien a MR en Uppsala/Estocolmo, personalmente lo entrevisté, cuando manifestó interés por incorporarse como simpatizante a los “Grupos de apoyo al MIR”…
Estuvimos juntos en reuniones y círculos de estudios… Estudiábamos El Capital…


MR, tuvo en Chile, contacto con el MIR y tengo entendido que también con círculos del partido comunista pro chino… No está claro si llegó a ser militante del MIR… Cosa que por cierto, es fácilmente averiguable…
Su madre, fue una activa y perseguida dirigente socialista… He tenido información, que a su madre, le dolió mucho la conversión de su hijo…
Los errores en el escrito de César, son comprensibles y bien intencionados políticamente…
A no ser que MR hubiese sido un “infiltrado”… no me cabe duda, que en el comienzo de su exilio en Suecia, fue convencidamente un sectario fanático marxista…
Todo lo que MR abraza, lo hace con una extraña vehemencia!


Paulatinamente, se fue produciendo un quiebre en sus posiciones…
MR, miente, reniega, analiza y denuncia, sin consistente evidencia…
En su “currículum” político, presentarse como un converso, ex militante del MIR, lo hace “interesante” a los ojos del mundo político y periodístico chileno…
Su crítica al estado solidario socialdemócrata, es demencial…
Acaba de publicar un nuevo libro “La utopía socialdemócrata”…
Esa utopía, que nunca lo fue, sino una realidad palpable, le fue muy útil a él, su mujer y sus seis hijos en Suecia.
La Suecia solidaria y socialdemócrata lo acogió, le dio vivienda y protección socio económica, desde el día que llegó como pobre solicitante de asilo, hasta el día que obtuvo su doctorado en Lund…

Eso, él y su familia, nunca lo habrían podido lograr en un
sistema neoliberal, como el que él y sus perversos socios, propician hoy en día…
No me cabe duda, que este converso, exageró los motivos políticos de su exilio, para así obtener su permiso de residencia en Suecia…
Su recorrido, por casi todos los partidos políticos suecos,
lo hace un claro representante de la psicopatía política… El partido conservador sueco “Moderat”, lo apartó de todo cargo de responsabilidad, por utilizar “métodos conspirativos y antidemocráticos” en las extructuras del partido… Personalmente escuché estas palabras, de parte del ex secretario de organización de los conservadores suecos…
De ahí dio un salto y se pasó a los derechistas Liberales.


Lamentable para Chile, que un Rasputín oportunista de tomo y lomo, esté en el gobierno del país… Puede ser hasta peligroso!